«Le tenemos pánico, nos amenaza; solo queremos que nos deje vivir»

El acusado de acosar a sus vecinos, P. L. A. C., durante la celebración del juicio en Langreo. /  M. V.
El acusado de acosar a sus vecinos, P. L. A. C., durante la celebración del juicio en Langreo. / M. V.

Un matrimonio de La Felguera denuncia el acoso por parte de uno de sus vecinos desde hace varios años y pide que se vaya del edificio

MARTA VARELA

La convivencia no es sencilla en un bloque de pisos de El Llugarín, en el distrito de La Felguera. En 2014 comenzaron los problemas con un vecino que tan solo llevaba 18 meses en un piso propiedad de sus padres. Desde entonces ha tenido problemas con varios vecinos, quejas por ruidos, rotura de persianas y ventanas, insultos y amenazas que han terminado por hacer la convivencia insoportable. Tras varios juicios y persistir las amenazas los 15 propietarios decidieron poner cámaras de seguridad en las partes comunes del edificio. Además, han presentado una demanda conjunta para solicitar que abandone el bloque.

P. L. A. C. lleva más de una veintena de juicios con dos familias. Ayer se sentó en el banquillo de los acusados y la Fiscalía pedía para él dos años y seis meses de prisión por acosar a una pareja y amenazarlos de muerte. Esta supuesta persecución llevó al citado matrimonio a recurrir a familiares y amigos para entrar y salir del edificio. Durante su declaración ambos coincidieron en afirmar que «le tenemos pánico, nos amenaza constantemente, es insoportable. Solo queremos que nos deje vivir». Su deseo es que abandone el edificio, «no pedimos nada más». Hasta cuatro testigos confirmaron los insultos y amenazas. «Le suele gritar que los va a matar».

La Fiscalía cree probados los hechos y mantiene su petición de 30 meses de cárcel. Emilio Matanza, que ejerció la defensa, pidió respetar la presunción de inocencia en la creencia que los testimonios del matrimonio están alterados porque se demostró una «enemistad manifiesta», e hizo hincapié en que la comunidad de vecinos lo que quiere es que su defendido se vaya del edificio.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado mantiene desde hace varios años enfrentamientos verbales y físicos con el matrimonio vecino, por lo que la pareja tuvo que interponer varias denuncias contra él, aunque el acusado no cesó en su actitud. El hombre, por su parte, negó en todo momento los hechos y afirmó que solo tiene problemas con tres familias y que con el resto se lleva «estupendamente». Ningún vecino testificó a su favor. La denuncia que presentaron el 29 de abril de 2018 en la Comisaría de Policía de Langreo recoge hasta seis episodios distintos. Además, la Fiscalía sostiene que es habitual que el acusado se altere cada vez que se encuentra con el denunciante y su mujer, llegando en numerosas ocasiones a golpear la puerta del domicilio de la pareja, hechos que han ocasionado que el matrimonio haya tenido que variar sus hábitos de conducta para evitar coincidir en la medida de lo posible con el acusado.

La Fiscalía considera los hechos como un delito de acoso y amenazas, por lo se reafirmó en su petición inicial para el acusado un total de 2 años y 6 meses de prisión además de la prohibición de aproximarse y comunicarse a menos de 300 metros de los denunciantes durante tres años.

 

Fotos

Vídeos