Personal de Urgencias del Valle del Nalón teme su saturación por el próximo cierre de plantas

Entrada de Urgencias del Hospital Valle del Nalón. / J. C. ROMÁN
Entrada de Urgencias del Hospital Valle del Nalón. / J. C. ROMÁN

La principal preocupación de estos profesionales es que la situación repercuta en una pérdida de calidad en la atención a los pacientes del hospital

MARTA VARELALANGREO.

Armarse de paciencia, es una recomendación habitual cuando se tiene que hacer uso de las urgencias hospitalarias. En los próximos días esta situación podría agravarse para los usuarios del Hospital Valle del Nalón, en Riaño, que atiende a los más de 70.000 vecinos de los concejos de Langreo, San Martín del Rey Aurelio, Laviana, Sobrescobio y Caso. Así lo alerta el personal de uno de los servicios mejor valorados de este centro hospitalario, que lo achacan además a la falta de personal.

«Tenemos entendido que en unos días se cerrará, como hacen cada año, al menos una planta de hospitalización para ajustar las vacaciones, y sin contratar a personal», explicaban ayer. Con menos camas, los boxes del servicio de Urgencias se utilizan como camas de hospitalización, lo que «suele producir un colapso del servicio de Urgencias sin que el personal pueda hacer nada por evitarlo». Además, inciden en que los trabajadores de esta área también tienen que disfrutar de sus vacaciones, «lo que podría agravar aún más la situación».

El principal temor del personal sanitario es que la previsible saturación repercuta en una bajada en la calidad de atención a los pacientes. Anualmente este servicio atiende a unas 37.000 personas, de las que en torno a un 20% tienen que ser hospitalizadas. Algunos usuarios de este servicio explican que «se están dando altas en Urgencias tras intervenciones menores cuando antes se recomendaba estar hospitalizado por lo menos uno o dos días».

Los facultativos recuerdan a la gerencia que desde hace aproximadamente un año se está esperando por una ampliación de personal en Urgencias, pero las al menos dos personas comprometidas para entrar a trabajar el pasado mes de mayo, no se han incorporado. Esta falta de profesionales, insisten, en que repercute en la carga de trabajo diaria adscrita a este servicio, que está muy por encima de lo habitual.

La saturación de las Urgencias en el centro hospitalario del área sanitaria VIII es habitual cada año, según apuntan trabajadores y usuarios, aunque en muy pocas ocasiones ha sido reconocida desde la gerencia.