El plan para regular el aparcamiento en Langreo descarta crear zonas de pago

El Ayuntamiento buscará el consenso con los comerciantes para definir las áreas con limitaciones para aparcar

A. FUENTE SAMA.

El alcalde de Langreo tiene claro cómo tiene que ser la futura zona azul en el concejo. Jesús Sánchez señalaba ayer que la primera condición, a la que no renuncia, es que el sistema de regulación de aparcamiento en el municipio tiene que ser de carácter gratuito. «Parece que es el nombre lo que provoca recelo, pero se puede llamar de otra manera, como espacio naranja», apuntó. Y se centró también en esas dudas que genera y enviar un mensaje de calma: «Lo que se vaya a hacer va a ser consensuado con vecinos y comerciantes».

¿Para cuándo estará listo este sistema? Sánchez aplazó su entrada en servicio a después de las elecciones municipales. De hecho, explicaba, tiene que haber una serie de cambios normativos «menores» que tendrán que ser aprobados por el Pleno y que tendrán que contar con un periodo de información pública. Después, se habilitarán las aplicaciones para los teléfonos móviles con los que se podrá gestionar tanto el estacionamiento en las zonas reguladas así como el uso de los espacios reservados para carga y descarga.

Medio millón de documentos

El regidor avanzaba estos detalles en un acto en el que hacía balance del proceso de digitalización de la Administración local, que se inició con este mandato que culmina ahora. Afirmó que se está logrando suprimir el papel de los trámites municipales y dio algunas cifras. Desde la entrada en servicio del sistema se ha registrado de forma digital un total de 54.362 entradas; se han gestionado más de 38.000 expedientes; y más de medio millón de documentos han sido firmados de forma electrónica «lo que implica una mayor eficiencia y control de la documentación y de los expedientes».

No obstante, el objetivo es seguir avanzando en esta materia y lograr que todos los trámites puedan realizarse 'on line'. También se quiere aplicar esta digitalización a la participación ciudadana, para que sea «real y efectiva».