La plantilla confirma la «sintonía» con Arbesú para cerrar el conflicto en Langreo

Reunión de alcaldesa, ayer, con los sindicatos, en la casa de cultura. / JUAN CARLOS ROMÁN
Reunión de alcaldesa, ayer, con los sindicatos, en la casa de cultura. / JUAN CARLOS ROMÁN

Los sindicatos afirman, tras el primer encuentro con la alcaldesa, que «se percibe predisposición por el acuerdo y evitar la vía judicial»

ALEJANDRO FUENTESAMA (LANGREO).

La Casa de Cultura Escuelas Dorado de Sama fue el escenario en el que se celebró, ayer por la mañana, la primera reunión entre el nuevo equipo de gobierno local de Langreo, encabezado por la alcaldesa socialista Carmen Arbesú, y la plantilla del Ayuntamiento. El objetivo fijado es desbloquear el conflicto laboral enquistado con el anterior regidor de IU, Jesús Sánchez. Al respecto, fuentes sindicales informaron de que «hay sintonía entre las partes» y se espera poder llegar a un acuerdo a lo largo del próximo mes.

Por medio de una circular interna entre los trabajadores del Ayuntamiento, se ha señalado que «el encuentro ha servido, por un lado, para realizar las presentaciones pertinentes de los nuevos cargos políticos. Por otro, para percibir la buena predisposición y el interés del gobierno municipal en llegar a un acuerdo con los sindicatos que evite la vía judicial».

También se indica que el siguiente paso sería realizar el Pleno organizativo en los próximos días. Y, posteriormente, la convocatoria de la mesa general de negociación, «donde esperamos recuperar nuestros derechos con la aplicación del convenio vigente».

Tras el Pleno organizativo se prevé la convocatoria de la mesa de negociación

El pasado marzo, la plantilla protagonizó un encierro en el salón de plenos municipal para exigir la negociación del convenio y la aplicación de las 35 horas semanales. Los trabajadores llevan casi dos años esperando para que se solucionen los problemas.

Las 35 horas

Se trata de la principal reclamación de los empleados municipales. El 11 de abril se dio por finalizado el encierro. Entonces, el secretario general de UGT en Asturias, Javier Fernández Lanero, se quejó de que un alcalde de izquierda hiciese oídos sordos a las peticiones de los trabajadores.

Desde la plataforma, que está formada por los principales sindicatos, se alerta de que la deriva judicial del conflicto puede acarrear el gasto de un millón de euros para las arcas municipales.

Más