La plantilla municipal acusa a Unidas por Llangréu de actuar «por venganza»

A. F. G.SAMA.

Tanto plantilla municipal como Ayuntamiento de Langreo esperan ya por el fallo por el conflicto de la aplicación de la jornada laboral de 35 horas. El juicio por el caso, en el Juzgado de lo Social número dos de Mieres, se celebró ayer y duró poco más de media hora. Se espera que haya sentencia en un plazo de entre dos y tres semanas. Lo que todavía resuena es la votación en el Pleno del jueves en la que Unidas por Llangréu y PP tumbaron el acuerdo del equipo de gobierno socialista con los trabajadores para recuperar la jornada. «El anterior alcalde -Jesús Sánchez Antuña- actuó por venganza», se quejan desde la plataforma de trabajadores.

Entre los argumentos de la plantilla se encuentra que tanto IU como Podemos llevaban en su programa electoral la recuperación de las 35 horas semanales -34 en el caso de la formación morada-. En la sesión, Sánchez explicó su voto diciendo que «la disminución de 30 minutos diarios de trabajo puede provocar un probable incumplimiento de la estabilidad presupuestaria, ya que se trabajarían solo 1.428 horas al año por empleado, algo que no se da en ningún otra institución». Sobre este aspecto, la plantilla dijo simplemente que exalcalde miente.

Temas

Langreo