El Principado asegura que el convenio del soterramiento se firmará en septiembre

Parte de la estructura del soterramiento instalada a la altura de la localidad langreana de Sama. /  JESÚS MANUEL PARDO
Parte de la estructura del soterramiento instalada a la altura de la localidad langreana de Sama. / JESÚS MANUEL PARDO

El consejero de Infraestructuras afirma que dispone del nuevo documento del ministerio y que ya ha hablado con la alcaldesa de Langreo

MARTA VARELALANGREO.

«Es una infraestructura de un importe elevado». Son palabras del consejero de Infraestructuras, Juan Cofiño, sobre el soterramiento de Langreo, al referirse al anexo al convenio original que el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha preparado para la siguiente fase del proyecto.

Un convenio que «me ha enviado el ministerio», añadió el responsable autonómico, que asegura que ya ha hablado con la alcaldesa de Langreo, la socialista Carmen Arbesú, para tratar el tema. «Hay algún matiz, pero vamos a establecer la comunicación para que lo autorice cada administración y firmarlo en septiembre», adelantó a EL COMERCIO Cofiño.

Él mismo lo definió «una noticia importante» para el concejo cabecera del valle del Nalón, cuyos vecinos llevan meses esperando por la firma y porque se retomen las obras para culminar una obra muy necesaria. Fuentes municipales han indicado que están a la espera de reunirse con el Adif para ultimar el convenio. La intención es firmarlo en septiembre y que en octubre puedan licitarse los trabajos. Desde su llegada al gobierno local la regidora langreana ha exigido al resto de administraciones que agilizasen este proyecto, que lleva casi una década de obras y que cumple un año de parón, sin avances.

El soterramiento de las vías de Feve en Langreo está pendiente de sus dos últimas fases, una vez terminada la obra civil. De Adif depende la instalación del tendido férreo, seguridad y las señales, mientras que el Principado se hará cargo de las obras de urbanización en el entorno de Valnalón y el barrio de El Puente.

Dos fases que supondrían invertir otros 50 millones, según el primer convenio. Está previsto que el Adif destine cuarenta millones para la segunda fase, que incluye junto a la instalación de las vías y la catenaria, mejoras en la línea desde Sama a Pola de Laviana. Mientras, la urbanización de los terrenos existentes sobre el túnel y los que ocupan actualmente las vías por las que circulará el tren hasta que entre el servicio el túnel, costará 9.900.000 euros, a lo que se suman 82.110 euros para los proyectos. Coste que debe asumir el Principado.

Estos cincuenta millones de las dos últimas fases se unen a los 76.066.394 euros gastados en la obra civil, acometida por el Gobierno regional. El gasto en este proyecto se elevará, por tanto, hasta los 126 millones de euros. Pero, no se descarta que haya variaciones en esta cantidades, y por lo tanto en la terminación de la obra.

Críticas de la oposición

La pronta firma del nuevo convenio podría aliviar la tensa relación que hay actualmente entre la oposición, que criticó que no se les informa sobre los avances en el proceso, y el equipo de gobierno.

Por su parte, la plataforma vecinal por la defensa del soterramiento prepara la reunión que la alcaldesa de Langreo se comprometió a mantener con sus miembros este mismo mes. Su portavoz, David García, subrayaba que la petición principal es poder hacer aportaciones al proyecto para la conclusión de la obra. El colectivo tiene claro que el documento no puede ser el mismo que el de 2006, porque se contempla el mantenimiento total del túnel por el Ayuntamiento. Actualmente consideran, que no hay nada claro sobre una pronta finalización de unas obras. Pero si nos atenemos a los plazos dados en el proceso anterior, Adif necesita en torno a 18 meses para licitar el proyecto y ejecutarlo. A lo que se sumarían los meses que el Gobierno central necesite para primero revocar el convenio actual y, a continuación, hacer uno nuevo.