El puente de Seana, contra el que chocó un camión, precisa de un arreglo parcial

A. FUENTE MIERES.

El impacto fue brutal. El basculante de un camión se levantó cuando circulaba por la autovía A-66, en sentido León, y chocó contra el puente de Seana, en Mieres. Ocurrió el pasado 17 de octubre y el Ayuntamiento de Mieres se temió el peor escenario para un paso que utilizan, a diario, numerosos vecinos, ya que conecta el centro urbano con la estación de tren de Renfe. El vicealcalde, Manuel Ángel Álvarez, informó ayer de que ya se han realizado los pertinentes estudios y se ha determinado que tan solo hace falta un arreglo parcial de la infraestructura. Se actuará, sobre todo, en la zona dañada por el siniestro.

El responsable municipal certificaba que, tras las inspecciones realizadas por ingenieros del Ministerio de Fomento, se ha concluido que no hay daños estructurales en este puente. «El Ayuntamiento ya se ha puesto manos a la obra y hemos contratado la redacción del proyecto para ejecutar, después, el arreglo». Se trata de una actuación de emergencia para restablecer la normalidad en este paso. Pero no hay plazo de ejecución ni presupuesto de la obra «hasta que conozcamos en detalle los trabajos que se requieren», añadía el edil mierense.

De momento, continúa cortada una de las aceras del puente, la que se vio afectada por el accidente de tráfico -que no dejó daños personales pero sí una mañana de caos circulatorio en la autovía y en la carretera nacional 630. Los peatones solo puede transitar por una de ellas y no hay plazo previsto de reapertura total del paso.

Temas

Mieres
 

Fotos

Vídeos