«Nos quitan el aula de ESO en el colegio San José para abrir otra en el instituto»

El director de Planificación Educativa se reúne con los padres del centro de Sotrondio, quienes reiteran que el cierre es «por razones políticas»

MARTA VARELA SOTRONDIO.

En el colegio San José de Sotrondio no han recibido respuesta a las alegaciones presentadas por los padres de los alumnos, que reclaman que no se cierre el aula de primero de la ESO. Aunque Educación ya había comunicado el cierre a nivel administrativo, aún no se ha confirmado. El director general de Planificación, Centros e Infraestructuras Educativas, Roberto Suárez Malagón, se lo ratificaba ayer una representación del AMPA y de los padres afectados por este cierre.

«Nos expulsan de nuestro centro educativo, en el que nuestros hijos llevan desde los tres años por razones políticas. Eso es sectarismo». Ésta es una de las conclusiones con las que se quedaron los padres del centro concertado sotrondín después de una hora y veinte minutos de conversación.

La portavoz de los padres, Saray González, explicó que «Malagón nos confirmó que si nuestros dieciséis hijos se matriculasen en el IES Juan José Calvo Miguel, abrirían una tercer aula. Es decir, en un centro público abren un aula con los niños del colegio concertado al que quitan un aula. Esto no es comprensible».

«Pedimos un indulto por humanidad. Son niños muy unidos; algunos, enfermos graves»

A día de hoy, muchos de esos niños aún no están matriculados. «Esperábamos que no nos quitasen el aula. Ayer le reclamamos al director general que nos concediese un indulto por humanidad. Son niños que están muy unidos; algunos, con problemáticas familiares especiales, y otros con enfermedades graves. Son una piña ellos y nosotros».

Padres y responsables del centro educativo incluso plantearon la posibilidad de unificar primero y segundo de la ESO para que esos dieciséis alumnos pudiesen continuar en el colegio San José, pero «nos dijo que no era posible. No nos dio ninguna posibilidad. Sólo intentaba convencernos de que era necesario cerrar ese aula, algo a lo que no nos resignamos», relató González

Los padres de estudiantes afectados manifestaron que están «desesperados». Como se decía, muchos no están matriculados en otro centro y, según su testimonio, Educación les trasladó que, «por deferencia, pueden elegir el centro que quieran y matricularlos hasta el 13 de septiembre».

Además, nos indicó que «han tenido todo el año para pensar qué hacíamos con sus hijos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos