La Rebollada reclama a Teresa Ribera que frene la quema de residuos en La Pereda

Instalaciones de la central térmica de La Pereda, en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN
Instalaciones de la central térmica de La Pereda, en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN

La asociación vecinal invita a la ministra de Transición Ecológica a conocer la zona. El colectivo se reunirá con Adrián Barbón

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Los vecinos de la zona norte de Mieres se siguen movilizando para frenar el plan de residuos del Principado, que prevé la quema de residuos -desde la administración, se denomina combustible recuperado- en la central térmica de La Pereda, una instalación propiedad de Hunosa. Han sido varias iniciativas las realizadas en los últimos días. De este modo, la asociación de vecinos de La Rebollada -una de las más importantes de esta parte del municipio- ha remitido una carta a la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, en la que reivindican «que no autorice más pruebas y que no se queme basura en este concejo, no queremos ser el vertedero de Asturias ni de España».

En el texto explican que el impacto contaminante de la térmica en el concejo es total por su ubicación. En La Rebollada explican que, desde hace diez meses, «esta asociación vecinal y otros colectivos de la zona norte del concejo mantenemos una lucha constante en contra de la quema de basura en esta instalación». Así, informan de que ya han mantenido reuniones con todos los grupos políticos del municipio y el pasado 3 de diciembre recibieron al consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernando Lastra, «quien nos explicó que el gran problema que existe en Asturias con los residuos al estar el vertedero de Sarín al máximo de su capacidad».

«Señora ministra, con el cambio de Gobierno, tomamos la decisión de dirigirnos a usted ya que desde Hunosa jamás recibimos respuesta ni intento alguno de hablar con nosotros; es más, en prensa salió una nota avisando del inicio de acciones legales contra aquellos que difamaran a la hullera», dijo en referencia a la anterior etapa de Teresa Mallada al frente de la empresa estatal. El presidente del colectivo mierense, Miguel Ángel Martín, señala que han invitado a la ministra a visitar y conocer la zona.

La agrupación se queja de que la anterior presidenta de Hunosa negó información

La asociación vecinal también ha remitido una segunda misiva, esta vez dirigida al actual responsable de Hunosa, Gregorio Rabanal, a que explique el futuro de la central térmica mierense. Pero los contactos no se quedan solo aquí. Ya han recibido confirmación de la Federación Socialista Asturiana (FSA) para mantener un encuentro con su secretario general, Adrián Barbón, «a quien le vamos a pedir que clarifique su postura con esta iniciativa». Esta cita aún está pendiente.

Denuncias

Poro otro lado, los vecinos agrupados en el Conceyu contra la incineración de residuos en La Pereda han vuelto a denunciar la «persistente humareda y los ruidos» que emite la planta. Su responsable, José Luis García Montes, informó de que ha presentado denuncia en el Principado y el Ayuntamiento antes esta situación que no cesa, dijo.

En detalle, en el texto indican que «desde hace varios días la térmica de La Pereda, de la empresa Hunosa, lanza a la atmósfera nubes de polvo y cenizas que lleva el aire hacia los pueblos del entorno. No sale de la chimenea ni de las torres de refrigeración, sino de la parte baja y central de la instalación». Con el escrito, se ha adjuntado un cedé con fotos y un vídeo grabado por el colectivo. «Esas nubes no son normales ni habituales en la térmica y ahora se perciben de forma casi permanente», indicaron .

El colectivo se señala que «ya hemos llamado varios vecinos de la zona al 112 el lunes día 30 de julio. Estamos muy preocupados por el aumento de la contaminación que esto puede generar y por si se debe a experimentos de quema de lodos de depuradoras, residuos derivados de basuras u otros productos, en relación con el programa I+D que tienen concedido hasta el 2019 y por el que obtuvieron subvenciones públicas». Los afectados y residentes cercanos a La Pereda, «entre los que hay un número de fallecimientos por cáncer alarmante en los últimos años, no estamos dispuestos a consentir que nos traten como cobayas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos