Renfe recupera el servicio en Aller entre críticas de los usuarios

El tren, a su paso por el apeadero de la localidad de Corigos. / J. M. PARDO
El tren, a su paso por el apeadero de la localidad de Corigos. / J. M. PARDO

El tren volvió a circular entre Moreda y Collanzo ante el desconcierto de los viajeros, que se quejan de que se enteran de las averías «por un cartel»

MARTA VARELA CABAÑAQUINTA.

«¿Tenemos tren, hoy?», preguntaba ayer preocupada Maruja Suárez, vecina de Cabañaquinta, en la estación de tren de esta localidad allerana. Y es que los vecinos y usuarios del tren del concejo de Aller llevan más de un año soportando cortes constantes y averías en el servicio ferroviario. «Nunca sabemos si vamos a ir por las vías o en el autobús, de transbordo, o vamos a quedar en tierra», explicaba otro de los usuarios de esta línea de cercanías que ayer por la mañana volvió a recuperar la normalidad entre Moreda y Collanzo.

El último corte se produjo en la tarde del sábado, cuando un «inconveniente» con una de las máquinas obligó a la compañía a interrumpir el servicio de tren de la tarde y a trasladar desde Moreda en autobús a los viajeros de los pueblos afectados. Esta situación se produjo tan solo veinticuatro horas después de que Renfe hubiese restablecido el servicio tras una semana debido a una avería en uno de los trenes, algo que, según los usuarios «se está convirtiendo en demasiado habitual». Tal es la situación que cada vez más viajeros afirman que «están terminando con la paciencia de muchos».

Los portavoces vecinales del concejo exigieron más información sobre el servicio ferroviario ya que «sabemos si hay tren o no porque nos ponen un cartel en las estaciones». Defendieron también la necesidad de este servicio porque «la mayoría de la gente que lo utiliza a diario es de edad avanzada y, en ocasiones, muchos se ven obligados a quedarse en casa cuando no hay tren, es una vergüenza». Explicaron además que «los que tiene que ir a trabajar ya no se fían del tren por las constantes averías».

La situación del ferrocarril en Aller ha sido criticada en numerosas ocasiones por los representantes políticos que han reclamado a la compañía ferroviaria mejoras en la línea, aunque por el momento no se han producido. Desde la empresa, tan solo se han limitado a confirmar que la línea no será eliminada, algo que temen los viajeros. «Solo nos queda esperar que tarde mucho en volver a estropearse», comentó Paco Sánchez en Cabañaquinta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos