Santa Bárbara culmina su proyecto de restauración minera en La Rebaldana

Dos hombres, durante los trabajos. / E. C.
Dos hombres, durante los trabajos. / E. C.

El Ayuntamiento de Mieres ultima los detalles de la cesión del pozo de Turón para dotarlo de contenidos culturales

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Tras más de un año de labores, los miembros del grupo de arqueología industrial de la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara de Mieres han culminado el que es su último proyecto de restauración, el primero que se hizo con el apoyo de Hunosa. Se trata de una antigua bocamina de montaña que se encuentra junto a la trinchera por donde antaño transitaban las vagonetas repletas de carbón muy cerca del Bien de Interés Cultural (BIC) de Turón, el Pozo Santa Bárbara. La explotación estaba cubierta por completo de maleza.

Este proyecto de restauración patrimonial es especial, ya que la bocamina está dentro del área de protección del BIC. Las labores de recuperación comenzaron en otoño de 2017. Rolando Díez se ha encargado de la investigación histórica de esta explotación de montaña y la primera actuación fue la retirada de la vegetación y la demolición de caseta, que carece de valor patrimonial para, posteriormente, reabrir la mina y rehabilitar su interior. Se trata de una actuación similar a las ya realizadas por el grupo.

Por otro lado, esta asociación está más que pendiente de la cesión de las instalaciones del Pozo Santa Bárbara -por parte de Hunosa al Ayuntamiento de Mieres- para poder dotarle de contenido cultural y museístico. «Ya está hecho, el documento se va afirmar en pocos días y ya podremos ocupar las instalaciones del recinto», señalaba el edil de Cultura, Juan Ponte. El concejal ya está trabajando en la estrategia de contenidos para la inminente cesión del espacio. «Lo más inmediato va a ser la instalación de exposiciones itinerantes. La primera, con la que se va a inaugurar el recinto, es con material médico antiguo procedente del Sanatorio Adaro, pero hay más propuestas», señalaba, para instalarse en el antiguo complejo minero. «Tenemos cola de colectivos y asociaciones con ideas para exponer en Turón y una de ellas es de la Universidad de Oviedo, para mostrar la cultura oral asturiana», apuntaba.

Ponte ya informó de que, una vez se haga firme la cesión de uso del antiguo pozo minero, el recinto se va a incorporar a la red de museos del concejo y a las visitas que se organizan dentro del valle de Turón. Pero después se diseñará un plan de usos y contenidos en el que se quiere tener en cuenta a colectivos culturales y otros concejos mineros, tanto de la región como de fuera de ella. El edil destacó que Mieres mantiene vínculos con otras localidades que cuentan con museos mineros, como son Gallarta, en Vizcaya; Barruelo, en Palencia, y Sabero y Fabero, en León.

El convenio establece que Hunosa también puede realizar visitas guiadas por el equipamiento, siempre y cuando se notifique con antelación. El mantenimiento de las instalaciones, por su parte, correrá a cargo de la hullera, salvo la electricidad y la vigilancia. En el ámbito de la promoción minera, se lleva tiempo reclamando la creación de un organismo público que gestione todo el patrimonio industrial asturiano en el que participen todas las administraciones.

Temas

Mieres