Siete trabajadores de cementerios de Langreo, apartados por acoso y fraude

El edil de Obras, Elías López; el alcalde, Jesús Sánchez, y la concejala de Personal, Paula Díaz. / J. C. ROMÁN
El edil de Obras, Elías López; el alcalde, Jesús Sánchez, y la concejala de Personal, Paula Díaz. / J. C. ROMÁN

El alcalde afirma que cobraban a las funerarias por los entierros, vendían chatarra de las obras y acosaban, presuntamente, a una compañera

MARTA VARELA LANGREO.

Graves irregularidades en el funcionamiento del área de cementerios del Ayuntamiento de Langreo. El alcalde, Jesús Sánchez, ratificaba ayer la información adelantada por EL COMERCIO sobre las posibles irregularidades penales que se han estado cometiendo en dicho servicio municipal y que en la actualidad están siendo investigadas desde la Fiscalía.

Todo comenzó a finales de 2018 cuando una trabajadora de uno de los cementerios langreanos presentó ante el jefe de servicio una denuncia por acoso laboral «por el hecho de ser mujer». Se abrió entonces un expediente laboral para aclarar las causas, y el pasado mes de febrero, mientras las investigaciones seguían su curso y se tomaban las declaraciones oportunas, «se produce una nueva queja de la trabajadora, en la que aduce que en lugar de cesar el acoso, éste se ha incrementado. Relata como al pasar la escupen y le dicen cosas que no me atrevo ni a repetir», indicaba el regidor.

El equipo de gobierno tomó la determinación de cambiar del área de cementerios al de servicios operativos al encargado, que aseguró no saber nada, así como apartar también a los seis trabajadores de cementerios, exceptuando a la presunta acosada.

«La operaria asegura que le escupían al pasar y le decían cosas que no me atrevo a repetir»

Se continúa con la investigación y tras varias declaraciones, se detectan otra serie de irregularidades que pueden ser constitutivas de delito. El pasado 6 de marzo se suspende el expediente laboral y se pone en conocimiento de la Fiscalía tres irregularidades de las que existen pruebas.

Además del presunto caso de acoso laboral anteriormente citado, sale a la luz la venta de chatarrra procedente de obras y exhumaciones de los camposantos langreanos. Práctica de la que según Sánchez «tenemos facturas que lo prueban. Al menos han vendido 500 kilos de chatarra que coincide con lo que se retira de los cementerios». Otro posible delito de fraude, que está documentado gracias a la colaboración de las funerarias, es que presuntamente dichos trabajadores «recibían entre 5 y 10 euros por cada entierro, parece ser, que desde hace bastante tiempo». Un dinero que, según ha podido saber este periódico lo guardaban en una cartera roja como una especie de fondo común. El regidor sí confirmó que «parte de ese dinero ya lo han entregado al Ayuntamiento», aunque el Consistorio no descarta seguir investigando.

Temas

Langreo