Una subestación más moderna y con menor impacto visual en Santa Cruz

Infografía de cómo quedará la subestación eléctrica de Santa Cruz tras la reforma integral, con menor impacto visual. / E. C.
Infografía de cómo quedará la subestación eléctrica de Santa Cruz tras la reforma integral, con menor impacto visual. / E. C.

Viesgo tiene previsto iniciar los trabajos de remodelación en el último trimestre de este año con catorce millones de euros de inversión

ALEJANDRO FUENTEMIERES.

Viesgo tiene previsto derruir la actual subestación eléctrica de Santa Cruz de Mieres para construir, en su lugar, una más compacta. Se trata de la apuesta de la compañía por la innovación y por la modernización de las redes de distribución. El proyecto de reforma integral de esta instalación, cuya inversión asciende a 14 millones de euros, se ha planteado con el objetivo de hacerla más eficiente, aumentando la calidad y seguridad de suministro a la comarca y disminuyendo el impacto ambiental y acústico de la instalación.

Desde la empresa indican que la reforma garantizará también una operación segura y eficiente. Dotará a la instalación de la más moderna tecnología eléctrica y de nuevos sistemas digitales de protección, control y medida. Desde 2017 está en curso la tramitación administrativa del proyecto para obtener las autorizaciones necesarias. Dicha tramitación involucra tanto al Ayuntamiento de Mieres como a diferentes organismos del Gobierno del Principado, como la Dirección General de Minería y Energía y la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias (CUOTA).

La compañía eléctrica Viesgo dio a conocer que el Consistorio ha emitido la aprobación previa del Plan Especial de la reforma de la subestación «una autorización muy relevante para el proyecto», señalaron desde la empresa. Atendiendo al calendario previsto para los permisos pendientes, todo apunta a que el permiso de obra llegará a lo largo del último trimestre del año.

El proyecto de Viesgo para realizar la reforma integral de la subestación de Santa Cruz de Mieres, instalación fundamental en la zona central de Asturias, cuenta con una inversión de más de 14 millones de euros, que están incluidos en el plan de inversión plurianual de la compañía aprobado por el Gobierno regional. De este modo, se contempla una aportación bruta de más de 55 millones en el Principado entre 2020 y 2022. La compañía ya está procediendo a la compra de materiales para la construcción de la nueva subestación y está en proceso la selección de contratistas para la ejecución de la obra civil.

Nudo clave

Santa Cruz es la principal subestación de Viesgo Distribución en la zona central de Asturias y desarrolla una función clave para el suministro de energía eléctrica a los municipios de Aller, Mieres y Lena.

Las instalaciones de distribución comparten espacio con los vestigios de la antigua central térmica, que comenzó a producir energía a partir del carbón de los yacimientos en el año 1913 y que en los años 80 quedó fuera de servicio.

En la actualidad, la subestación es el nudo de energía más relevante en Asturias de la red eléctrica de Viesgo, y consta de tres niveles de tensión de tecnología convencional, se encuentra ubicado en intemperie y está interconectado con otras instalaciones en las comunidades autónomas limítrofes de Cantabria y Galicia, configurando una red mallada.

La primera fase del proyecto incluye la reforma del actual parque de intemperie, así como la instalación de tres nuevos transformadores que minimizan el impacto sonoro. A continuación, se reordenarán los tendidos eléctricos aéreos que confluyen en la subestación, mediante su soterramiento parcial, algo que, unido a la reducción de espacio que trae consigo la reforma de los parques eléctricos citados, reducirá muy significativamente el impacto visual y acústico del conjunto, que además se verá claramente beneficiado con la rehabilitación de los espacios restantes y su acondicionamiento como zonas verdes.

Una vez reformada la subestación, Viesgo acometerá la rehabilitación de algunos de los restos de la edificación original de la Central Térmica de Santa Cruz, que aún posee un conjunto turboalternador que data de 1915 y que constituye una pieza de patrimonio histórico e industrial con notable interés técnico y cultural. Esta actuación se enmarca en el compromiso de Viesgo por preservar el patrimonio industrial, parte de la historia de la compañía y de la tradición industrial de la comarca.

Temas

Mieres