Las suelas de sus zapatos delatan a un ladrón con 80 detenciones en Mieres

Comparativa de las huellas del presunto ladrón. / POLICÍA NACIONAL
Comparativa de las huellas del presunto ladrón. / POLICÍA NACIONAL

Las huellas permitieron comprobar a los agentes que J. R. G. M., de 41 años y que acababa de ser arrestado por varios robos era el autor de otro asalto

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Fueron las suelas de su calzado las que le delataron. Agentes de la Policía Nacional de Mieres pudieron dar con el autor de varios robos con fuerza, perpetrados a lo largo del último mes en el municipio, por las huellas que dejaba en los lugares en los que actuaba. Fuentes de la Jefatura Superior del cuerpo informaron de que se trata de un varón, oriundo del concejo, de 41 años, cuya identidad responde a las iniciales J. R. G. M. Se da la circunstancia de que este hombre arrastra un importante informe de antecedentes por diversos asaltos en la zona. En detalle, el presunto ladrón es asiduo a las distintas sedes de las fuerzas de seguridad, ya que, hasta el momento, hay computados más de ochenta arrestos por distintos cuerpos, siempre por delitos contra el patrimonio.

Su última detención, a manos de los agentes de la Policía Nacional, se produjo el pasado miércoles, día 11 de este mes. Entonces fue detenido como autor de varios robos con fuerza cometidos en establecimientos comerciales en la localidad durante el último mes. Al frente de las investigaciones policiales se encontraba el Grupo Operativo Local de Policía Judicial de Mieres, cuyo responsable había ordenado su búsqueda y detención.

Una vez el detenido en dependencias policiales, la sala del 091 alertó de otro hecho delictivo y se comprobó que el autor es el mismo. La denuncia era por un robo con fuerza del que daba cuenta un hostelero en la calle Primero de Mayo. Hasta el lugar se desplazó el mismo indicativo policial que había detenido a J. R. G. M. y, al observar la escena de los hechos, se pudo comprobar que las huellas halladas en la cocina del local coincidían plenamente con las del calzado que portaba la persona que había sido detenida minutos antes. Desde el cuerpo se indicó ayer que, una vez realizada la inspección ocular por miembros de la Policía Científica, se determinó la total coincidencia y concordancia visual entre la impronta de la huella del calzado intervenido y las pisadas halladas en el lugar de los hechos. Ante estos indicios, se le imputó al detenido la comisión de otro robo con fuerza en un establecimiento de la calle Leopoldo Alas Clarín ocurrido recientemente, que se suma a los investigados hasta el momento, y que permiten esclarecer casi la totalidad de los robos cometidos en establecimientos comerciales durante el último mes, siendo puesto el autor a disposición judicial.

Rápidas rutas de fuga

Los asaltos en los establecimientos comerciales y hosteleros de esta área, en pleno centro urbano y cerca del propio Ayuntamiento, ya hicieron saltar todas las alarmas. Uno de los asaltos más llamativos se produjo es una tienda de productos de piel de la calle Ramón y Cajal.

Entonces, el asaltante entró por un pequeño ventanuco que daba acceso al establecimiento desde un patio interior. Lo más llamativo del robo, indicaron entonces los afectados, es que la abertura se encuentra a más de cuatro metros de altura y solo se puede llegar escalando por un endeble canalón de aguas pluviales.

Agentes de la Policía Científica también acudieron, a principios de este mes, hasta la tienda. Entonces ya se señalaba que podría tratarse de un ladrón conocido por los agentes que estaba actuando en la misma zona, muy conocida para él, y que proporcionaba rápidas y fáciles rutas de fuga para no ser interceptado en el lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos