Tomás Cueria rechaza la petición de la FSA para optar a la Alcaldía de Caso

Tomás Cueria rechaza la petición de la FSA para optar a la Alcaldía de Caso
Tomás Cueria, durante su etapa como alcalde de Caso. / J. C. ROMÁN

«Estoy harto de ciertos modos de hacer política», dice en referencia a la denuncia de IU por prevaricación que le obligó a dimitir del cargo

ALEJANDRO FUENTE CASO.

Tomás Cueria tiene más que claro su futuro: «Permanecer tranquilo y estar pendiente tan solo de las preocupaciones de mi vida familiar y profesional, no de las de todo un concejo». Quien fuera regidor en Caso hasta junio de 2017 -tras cumplir con el código ético del PSOE y dimitir al abrírsele juicio oral por una presunta prevaricación- confirmó ayer a EL COMERCIO que mantuvo un encuentro con la Federación Socialista Asturiana (FSA) con el objetivo de rehabilitarlo políticamente y se le ofreció ser, de nuevo, candidato a la Alcaldía de esta formación. «Fue una oferta que rechacé», aseguraba. Quedó absuelto de forma definitiva de todas las acusaciones por la Audiencia Provincial el pasado septiembre.

Cueria argumenta que para rechazar esta propuesta de la FSA tuvo en cuenta su compromiso de mantenerse en el cargo por un máximo de dos mandatos que, realmente, no cumplió al precipitarse su dimisión. Pero después admite que está «harto de ciertos modos de hacer política», en referencia a la denuncia de Izquierda Unida, lo que provocó la intervención de la Fiscalía y la judicialización de la vida municipal. «Sufrí un auténtico acoso y derribo para apartarme de la Alcaldía. Nada más que me fui, sin variar mucho la gestión, se acabaron las denuncias». También ha pesado todo lo que sufrió su familia con este proceso.

Esta causa se inició en agosto de 2015, cuando Izquierda Unida presentó una denuncia ante la Fiscalía por presuntas irregularidades en un contrato para acometer desbroces. Después se amplió a otros tres acuerdos con diferentes empresas. Todos los casos comenzaron con la Corporación anterior, regida por IU. Al exalcalde se le abrió juicio oral a finales de junio y, cumpliendo con el código ético socialista, presentó su dimisión al mes siguiente, en julio de 2017. En febrero del año pasado fue absuelto por el Juzgado de lo Penal de Langreo; la Fiscalía recurrió pero la Audiencia Provincial avaló el fallo inicial, quedando Cueria exonerado de toda responsabilidad.

La Audiencia Provincial ratificó el fallo de absolución del Juzgado de lo Penal de Langreo El exregidor reclama los 7.500 euros que le ha costado el proceso en abogados

El exregidor se reincorporó a su trabajo como cartero. Pero para él todo este proceso no ha finalizado. «Esta denuncia me ha supuesto un gasto de 7.500 euros en abogados que ha salido de mi bolsillo, a pesar de que el proceso era contra el alcalde de Caso». El juzgado no fijó costas porque ejerció la denuncia el Ministerio Público, todo ello a pesar de que se originó por una demanda de IU, «que tiró la piedra y escondió la mano, y le ha salido gratis todo este proceso al no estar personada como acusación particular». Cueria ha reclamado esta cantidad de dinero al Ayuntamiento.

No obstante, Tomás Cueria asegura que sigue siendo afiliado del PSOE y está dispuesto a trabajar por el concejo. El partido tiene ahora que elegir candidato. Se baraja el actual alcalde, Miguel Ángel Fernández Iglesias.

 

Fotos

Vídeos