Los usuarios, «hasta el gorro» después de tres días sin trenes desde Moreda

Usuarios accediendo al autobús habilitado en la estación de Moreda al no haber servicio de tren. / JESÚS MANUEL PARDO
Usuarios accediendo al autobús habilitado en la estación de Moreda al no haber servicio de tren. / JESÚS MANUEL PARDO

La plataforma en defensa de la línea entre Baíña y Collanzo achaca los problemas a la alta cifra de unidades que están en los talleres

ALEJANDRO FUENTECABAÑAQUINTA.

De poco sirvió la protesta del pasado sábado junto a la estación de la antigua Feve en Cabañaquinta. Casi doscientas personas se unieron para reclamar inversiones y mejoras en el servicio ferroviario de la línea entre Baíña (Mieres) y Collanzo, en Aller. «Estamos hasta el gorro, llevamos tres jornadas sin tren», se quejaba ayer la portavoz de la plataforma en defensa del recorrido, Rosa Martínez. El motivo, según explicaba, es que la 2901 está averiada; «es la misma que se viene rompiendo de continuo desde hace varias semanas», la denominada como 'tamagochi', de un solo vagón. Otra unidad es la que está cubriendo el recorrido hasta la estación de Moreda; en este punto es preciso coger un autobús para llegar hasta el último apeadero allerano.

La solución, según indica al colectivo, con la incorporación de unidades de repuesto, pero también están averiadas. La 2621 se encuentra en los talleres de El Berrón tras colisionar con una piedra en Llanes el pasado viernes. La 2603 ahora se encarga de los trayectos regionales entre Oviedo y Llanes. En los talleres sierenses se encuentran otras cinco unidades de la serie 2600, paradas por averías, «tanto de motores como de transmisiones, que por su antigüedad no hay forma de conseguir recambios para que sigan funcionando», lamentan desde el colectivo. Mientras tanto, el tren propulsado a gas está casi siempre estacionado en el apeadero de Figaredo. Hace pocos días hizo un nuevo recorrido de pruebas con dirigentes de Renfe.

Reuniones

Urgen que entre en servicio el ferrocarril experimental propulsado a gas

El colectivo recuerda que la empresa ya se comprometió a la compra de material que incluye cinco unidades duales (eléctricas y diésel), «que podrían circular en la línea, pero serían mucho más útiles en otros recorridos que se encuentran electrificados en parte y, en ellos, podrían aprovechar al máximo la cualidad de ser duales». Además, estas unidades todavía tardarán en llegar y circular varios años como mínimo, «y necesitamos soluciones a más corto plazo», explican desde la plataforma.

Representantes del colectivo de viajeros ya han mantenido un encuentro con el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, quien trasladó su apoyo a los usuarios e incluso reclamó un plan de choque con inversiones para dar solución a los constantes problemas del recorrido. Está pendiente de concretar otra reunión con el nuevo regidor de Aller, Juan Carlos Iglesias, quien estuvo presente en la protesta del sábado.

La plataforma también exige que se alargue el recorrido desde Collanzo hasta Felechosa, ya que hay un proyecto para ello.