Valnalón posibilitó la creación de 37 empresas en 2018 con 46 empleos

Marta Pérez (en el centro, de pie) trabaja con su equipo en las oficinas de Valnalón. / JUAN CARLOS ROMÁN
Marta Pérez (en el centro, de pie) trabaja con su equipo en las oficinas de Valnalón. / JUAN CARLOS ROMÁN

La directora considera que existe un cambio de tendencia, ya que «el emprendedor ya no lo es por obligación como en los peores años de crisis»

ALEJANDRO FUENTE LA FELGUERA.

La crisis económica sigue ahí, ya no tiene el poder destructivo de sus primeros años -hace ya algo más de una década-, pero se aprecian cambios positivos. La Ciudad Industrial del Valle del Nalón (Valnalón) es un reflejo muy fiel de lo que sucede en las comarcas mineras y en la región. Su directora, Marta Pérez, analiza todos los datos que se incluyen en la memoria de actividad de 2018 y es clara en el diagnóstico: «Ser emprendedor ha dejado de ser una salida casi forzada para quien se acababa de quedar en el paro; ya no es una obligación, ahora es una convicción». Respecto al número de proyectos hubo un descenso del 17,24% en comparación con el año anterior. «Acuden menos personas emprendedoras, pero las que lo hacen desarrollan más proyectos y dedican más sesiones por iniciativa», dice.

Según los datos de 2018 de Valnalón, se crearon un total de 37 nuevas empresas, lo que generó 46 nuevos empleos. Marta Pérez explica, no obstante, «que el mayor porcentaje en este último aspecto sigue siendo el autoempleo, a pesar de que no se procede de otra empresa tras un despido».

Respecto a 2017, esto supone un descenso del 27,45% en el número de empresas puestas en marcha, y una bajada del 36,11% en la cifra de personas implicadas en las mismas. Estas 37 empresas abiertas incluyeron la contratación de 4 trabajadores frente a las 16 contrataciones de las empresas abiertas en 2017.

El 82% de las empresas puestas en marcha durante 2018 se enmarca en el sector servicios, especialmente en comercio minorista (16%), otros servicios (19%) y hostelería (16%). El industrial representa el 8% mientras que la artesanía obtiene el 3% y el mismo 3% la agricultura. El número de empresas abiertas apoyadas desde el semillero de Valnalón es de 37. «Es importante destacar que el ratio de apertura también desciende, pero menos proporcionalmente, ya que pasa del 31,28 % en el 2017 (empresas creadas por cada 100 proyectos trabajados en creación) al 28 % en este 2018». El perfil de las personas que han creado su empresa a través de este servicio es el de una mujer (59%), de entre 25 y 50 años (78%), con estudios secundarios (49%) y del sector de actividad servicios (82%).

Las acciones de formación han constituido «uno de los pilares fundamentales del trabajo en el semillero de proyectos durante 2018». En este área el objetivo ha estado en la elaboración y desarrollo del Plan de Formación dentro del itinerario emprendedor. El elevado número de acciones formativas (26 a lo largo del año) supone un dato similar a las realizadas en 2017, que fueron 23. Este plan ha sido muy intenso en contenidos especializados, enfocados, no solo en la fase de creación, sino también en la consolidación. Los cursos y talleres han supuesto una «respuesta eficaz y bien valorada» por los equipos emprendedores, empresas y personal técnico participante (todas las puntuaciones medias han estado por encima del 8).

Itinerarios

El importante incremento de participación en estas formaciones (447 personas emprendedoras y empresarias en 2018, frente a las 294 en 2017) se debe a la inclusión de formaciones de 'business training' como obligatorias dentro del 'itinerario emprendedor' para aquellos proyectos que quieran contar con el aval técnico de Valnalón.

En el apartado de asesoramiento se mantuvo al alza el número de consultas (1.212 en 2018 frente a 1.209 el año anterior). Descendió, no obstante, la cantidad de personas atendidas en un 30%.

«Esto nos indica que el número de sesiones de asesoramiento por persona se incrementó notablemente en 2018», apunta la directora. Al acudir menos usuarios, las sesiones grupales iniciales también disminuyen, pasando de 53 en 2017 a 43 en 2018. A estos datos hay que sumar las horas de trabajo 'online' y de preparación ligadas a cada proyecto, así como las sesiones de asesoramiento individual, situando el total de horas dedicadas a cada proyecto en 18 horas. Hay que sumarle a este dato las 24 horas de formación obligatoria. Todo ello hace un total de 42 horas de media por proyecto.

En 2018 se publicaron las Ayudas de los Grupos de Acción Local para el desarrollo de las operaciones previstas en sus Estrategias de Desarrollo Rural Participativo (Leader). Desde Valnalón destaca la presentación de seis solicitudes de subvención para igual cifra de proyectos, correspondientes a los Grupos de Acción Local de Alto Nalón, Montaña Central (la comarca del Caudal), Oriente, Camín Real de la Mesa (zona centro) y Comarca de la Sidra. La inversión de los proyectos presentados ascendió a 2,37 millones de euros. Los seis proyectos resultaron aprobados con un importe de 302.697 euros.