San Xuan atrae a cientos de personas a Mieres

La fiesta de la espuma sirvió de reclamo para reunir a cientos de adultos y niños.
/FOTOS: J. M. PARDO
La fiesta de la espuma sirvió de reclamo para reunir a cientos de adultos y niños. / FOTOS: J. M. PARDO

La fiesta de la espuma y los toboganes de agua fueron un éxito y centraron la atención del público asistente

MARTA VARELA MIERES.

Con San Xuan llega la diversión a Mieres. Las calles ya no parecen tan oscuras y monótonas, se llenan de luces, música y bailes pero, sobre todo, de vecinos con ganas de disfrutar de su ciudad y de sus amigos. Ser parte de los festejos de San Xuan se hace con devoción folixera. Gritos y risas infantiles tomaron ayer la calle Manuel Llaneza desde las cinco de la tarde, era la siempre esperada fiesta de la espuma y el gran tobogán de agua. Niños de todas las edades, adultos y mayores, animados por el buen tiempo, no dudaron en participar en esta animada convocatoria así como en las diferentes propuestas que tomaron otras calles de la localidad de referencia del Caudal.

Desde la concejalía de Festejos destacaron ayer el éxito de la segunda edición de la fiesta de la espuma y el agua de San Xuan. Y ante la decepción de algunos mierenses, explicaron que «por cuestiones técnicas, no se ha podido instalar el tobogán de 12 metros. Un tobogán que se podrá disfrutar un día de la próxima semana para que todo el mundo pueda probar este elemento de ocio, agua y diversión».

El deporte

En estas primeras horas festivas, Mieres ofreció además actividades deportivas como el segundo torneo nacional de baloncesto, el séptimo certamen del caballo de silla o el XXX torneo de natación. La imagen que ofreció ayer Mieres, según el equipo de gobierno, «no se puede obviar la faceta deportiva en San Xuan, en cuyos campeonatos siempre registramos una alta participación».

También hubo tiempo para los talleres de ocio y entretenimiento, que tuvieron una gran acogida por parte de vecinos y visitantes. San Xuan no se olvidó tampoco de la solemne ofrenda floral que cada año se hace en el monumento al minero. Un acto, que dio paso a los momentos más musicales de esta jornada festiva con el XVII Alcuentru Coral de los Pueblos Mineros y una animada verbena que mantuvo a cientos de vecinos hasta altas horas de la madrugada.