Daniel alcanza su sueño en los Lagos

El pequeño Daniel Ortiz disfruta de las vistas del Ercina desde el mirador de Entrelagos. / V. O.
El pequeño Daniel Ortiz disfruta de las vistas del Ercina desde el mirador de Entrelagos. / V. O.

El pequeño, que padece leucemia, cumplió su deseo de conocer los Picos de Europa

Lucía Ramos
LUCÍA RAMOS

Un escenario de cuento para una historia que el pequeño Daniel escribe día a día. El Parque Nacional de los Picos de Europa fue escenario este fin de semana de una de esas aventuras que merecen ser contadas, y es que Daniel Ortiz, un niño madrileño a quien el pasado noviembre le fue diagnosticada una leucemia mieloide crónica, cumplió por fin su deseo de conocer los Lagos de Covadonga.

Tras un fin de semana «increíble» en el concejo cangués, donde «todos, desde el alcalde hasta los Bomberos, pasando por la Policía Local, el director del Parque y el abad de Covadonga, se volcaron» con el pequeño, este ya sueña con volver. «En poco tiempo, para la fiesta de la Santina, estoy aquí de nuevo», le prometió Daniel al regidor de Cangas de Onís, José Manuel González Castro, antes de despedirse y regresar a Madrid. Algo con lo que el alcalde está «encantado», pues reconoce que el niño logró «enamorar» a todo aquel con quien tuvo trato durante su aventura.

Una aventura cuyo comienzo se remonta a noviembre del pasado año, cuando a Vanesa Ortiz se le paró la vida al oír el diagnóstico de su pequeño. «Fue durísimo, tanto que son días que prefiero ni recordar», explica a este periódico esta madre coraje que, aún con el miedo en el cuerpo, no dudó en levantar la cabeza y seguir adelante por su hijo. «Me puse a investigar y di con el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca, donde se está llevando a cabo la investigación que podría curar a Daniel», relata. Sin dudarlo, Vanesa comenzó a buscar formas de financiación para «hacer el trabajo que debería hacer el Gobierno», afea. La de Daniel es una leucemia muy poco habitual en menores -solo hay 46 casos registrados en España- y los tratamientos no están muy desarrollados aún, por lo que la madrileña invita a colaborar desde su página 'Jabones solidarios para Daniel' o a través de la plataforma Teaming, en el grupo 'Ayudemos a Dani'.

Mientras la cura llega, Daniel presume, orgulloso, ante sus compañeros del cole de su periplo por los Picos de Europa. «Lo habitual es que un niño de siete años pida como deseo conocer a un futbolista o a un cantante, pero Dani no es como los demás», explica González Castro, y Vanesa explica que fue una profesora del colegio quien le enseñó el paraje protegido, en fotografías, al pequeño. «Cuando la Fundación Pequeño Deseo le invitó a crear y hacer realidad su propio cuento, no lo dudó ni un momento y pidió pasar un día en los Lagos y comer unas tortitas con chocolate», relata. Deseo cumplido.

 

Fotos

Vídeos