Desarrollo Rural insta al profesional agroalimentario «a ser más empresario»

Desarrollo Rural insta al profesional agroalimentario «a ser más empresario»

La consejera aboga por «desligarse de estereotipos de una ruralidad desfasada»

S. G. A. GIJÓN.

El sector agrolimentario requiere «un nuevo tipo de profesional, más empresario y con mayor perspectiva». Así se posicionó ayer la consejera de Desarrollo Rural, María Jesús Álvarez, respecto a un sector que en Asturias está integrado por más setecientas empresas que aportan dos mil millones de euros anuales, más del 20% del PIB regional.

El futuro del sector, en opinión de la consejera, pasar por «desligarse de determinados estereotipos de una ruralidad ya claramente desfasada y fuera de tiempo». Así las cosas, reclamó en una comparecencia en la Junta «un mayor esfuerzo de modernización, innovación y comercialización».

Álvarez destacó, no obstante, que este sector es una de las fortalezas de la región y planteó que el proyecto de Ley de Defensa y Promoción de la Calidad Alimentaria y la Calidad Diferenciada, que regulará la venta directa y las marcas de garantía, dotará de instrumentos de protección a la producción local.

«Valor añadido»

«Estamos ante una oportunidad para el medio rural, en el que el reto ya no es tanto la producción como la capacidad de transformar e incorporar valor añadido a las producciones. No tenemos que centrarnos solo en el sector primario, consolidado en sus trazos básicos, sino en el impulso a la transformación», defendió.

Esta norma incluye el reconocimiento jurídico de la venta directa, consolida el marco legal y la presencia de las denominaciones geográficas y apuesta por intensificar el apoyo a la producción ecológica. Asimismo, incorpora instrumentos para proteger la producción local, como la artesanía alimentaria. E incluye la de montaña, bajo la definición como productos artesanos de los elaborados con respeto al medio ambiente.