Detenidas dos personas por tres robos en viviendas de Laviana y Siero

El valor obtenido de la venta de las joyas sustraídas asciende a unos 2.000 euros

EUROPA PRESS

Efectivos de la Comandancia de la Guardia Civil de Gijón han detenido a un hombre, F.C.C., de 32 años y vecino de Laviana, y a una mujer, M.P.S.F., de 56 años y vecina de Langreo, del primero como supuesto autor de dos robos con fuerza y un hurto en viviendas y la segunda como cooperadora de uno de los robos.

La investigación se inició tras un robo en el interior de una vivienda de Laviana, en noviembre del año pasado, donde tras forzar una de sus ventanas se llevaron, además de 1.000 euros en efectivo, un joyero con varias piezas de oro (sello, chapa grupo sangre, cruz Caravaca, pendientes y medalla).

Los agentes localizaron el rastro de parte de los efectos sustraídos a través de los movimientos de compra-venta de un establecimiento de La Felguera, que les llevaba hasta la persona que había vendido dos de las piezas de oro sustraídas.

Al ser requerida por el origen de los objetos, esta persona manifestó a los agentes que los había obtenido como pago de una deuda que un conocido tenía con ella.

Posteriormente, la Guardia Civil localizó otras siete piezas de oro más, cuyo origen era este robo y otro hurto perpetrado en otra vivienda de Laviana, denunciado en el mes de diciembre, de donde también se habían llevado dinero y joyas. Supuestamente, el ahora detenido las había vendido en dos tiendas de compra-venta de oro de La Felguera y Oviedo.

El hombre fue arrestado el pasado día 7 como supuesto autor de estos dos hechos, momento en el que calzaba unas zapatillas deportivas que uno de los agentes reconocía como sustraídas de una vivienda de Siero en enero.

En el registro domiciliario, además, se localizaron nuevos efectos procedentes de este último robo como la caja de un reloj Samsung; y de alguno más de los que todavía se continúan con las gestiones para determinar su procedencia, como un reloj Skemei color negro, y piezas y accesorios de teléfonos móviles y otros dispositivos tipo bluetooth.

Ambos detenidos tenían numerosos antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio. El dinero obtenido de la venta de las joyas, que no han podido ser recuperadas, es de unos 2.000 euros, aunque su valor es bastante superior, a lo que se suman 2.500 euros en metálico.