Del Coz dice ante la jueza que la Universidad anuló la plaza «para evitar demandas»

PABLO SUÁREZOVIEDO.

Sin salirse un ápice de la versión dada por la Universidad días atrás y acogiéndose a su derecho de no responder a preguntas de la acusación. El vicerrector de Organización Académica de la Universidad de Oviedo, Juan José del Coz, declaró ayer ante la magistrada-jueza del Juzgado de Instrucción número 2 de Oviedo como investigado por un presunto delito de prevaricación administrativa, tras una querella interpuesta por un profesor, quien considera haber sido excluido «de forma arbitraria» de un puesto de trabajo en la Universidad.

El caso se refiere al concurso organizado para optar a la plaza de sustitución de la defensora universitaria, Paz de Andrés, convocado por el departamento de Derecho Público. Ayer, Del Coz aseguró que ese proceso fue anulado «para evitar posibles demandas judiciales», tal y como mantiene la Universidad desde el principio. Por su parte, el querellante asegura que hubo falta de «información, publicidad y transparencia» y que, en su opinión, la convocatoria «no se hizo para sustituir a Paz de Andrés». De hecho, tras una primera denuncia por la anulación del concurso, un juzgado obligó a reabrir el concurso, decisión recurrida por la Universidad que está aún pendiente de que se falle. A esta situación se aferra la Universidad para defender su postura.

El próximo día 15 declararán, también como investigados, el rector, Santiago García Granda, y la directora del departamento de Derecho Público, Isabel García-Ovies.