Diez asistidos en Asturias por golpes de calor

Gijón | Varias personas aprovecharon para tomar el sol en las escalera número 2 de San Lorenzo./ CAROLINA SANTOS
Gijón | Varias personas aprovecharon para tomar el sol en las escalera número 2 de San Lorenzo. / CAROLINA SANTOS

Las temperaturas en el interior pasaron en un día de 20 grados a más de 30 | La ola de calor que afecta a casi todo el país roza a Asturias debido a la llegada de vientos de componente sur

M. M. C.GIJÓN.

Las tormentas de anteanoche dieron paso ayer a una jornada en la que en muchos puntos del interior de la región se sobrepasaron los 30 grados de temperatura máxima, ocasionado que los servicios de emergencia tuvieran que atender a varios ciudadanos afectados por golpes de calor. Fue debido a la llegada de vientos de componente sur, influenciados por una masa de aire en altura muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión procedente de África y que está disparando los termómetros. Eso sí, en Asturias hubo mucha diferencia entre las temperaturas registradas en el interior de la región con respecto a las del litoral, pues en muchos casos hubo más de diez grados de diferencia.

Las estaciones meteorológicas de la Aemet y de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico detectaron las temperaturas más elevadas a primeras horas de la tarde. En concreto fueron en Lena, con 33 grados, así como en Cangas del Narcea (32,4), Cabrales (32,2), Ibias (31,6), Piloña (31,4), Laviana (30,6) y Cangas de Onís (30). Pero es que, además, se superaron los 28 grados en municipios como Somiedo, Tineo, Aller, Mieres y Salas. En Oviedo se alcanzó una máxima de 25,7 grados y en Gijón, de 24. No se llegó a los 23 grados en las zonas más altas y en puntos del litoral, como Llanes, Degaña, Castropol, el aeropuerto de Asturias, los puertos de Leitariegos y Pajares, Cabo Busto, Colunga y Cabo Peñas.

Si bien las temperaturas máximas registradas en Asturias parecen poca cosa en comparación con las detectadas en el resto del país, donde se rozaron los 40 grados en Bilbao e Hijar (Teruel), el puerto de Leitariegos, con 10,7 grados, sí registro la quinta temperatura más baja del país, detras de Navasfrías (Salamanca), que llegó a los 9,3; Rascafría (Madrid), con 10,3, y Villablino (León) y El Paso (Tenerife), con 10,4.

De cualquier modo, la sensación de calor en Asturias fue generalizada. Y lo fue hasta el punto de que una decena de asturianos tuvieron que ser atendidos por los servicios de emergencias afectados por golpes de calor. Seis de ellos lo fueron en Oviedo y el resto, en las cuencas mineras. Las autoridades recuerdan que cuando una persona sufre uno de estos episodios hay que llamar al 112 y, hasta que lleguen los sanitarios, procurar colocar al enfermo a la sombra, quitarle ropa para airearle, colocarle la cabeza ligeramente elevada y darle abundante agua, y refrescarle cara y axilas. Es importante nunca dar líquidos a una persona inconsciente.

Hoy mismo se notará una bajada de las temperaturas, ya que la Agencia Estatal de Meteorología prevé que pueda haber lluvias débiles y chubascos dispersos, ocasionalmente con tormenta, en la cordillera. Las temperaturas máximas irán en ligero descenso, que continuarán bajando el viernes, jornada para la que no se prevén lluvias. Se espera que estas lleguen el sábado. El domingo se abrirán claros y las temperaturas máximas seguirán bajando y se espera que en el litoral no se superen los 20 grados.

Más información del tiempo

De cualquier modo, ante elevadas temperaturas de estos días los ciudadanos han de adoptar algunas precauciones, especialmente las personas mayores, discapacitadas y los niños menores de cinco años. Las autoridades recomiendan, entre otras cosas, evitar salir de casa durante las horas centrales del día, beber agua y zumos sin esperar a tener sed, evitar las comidas copiosas, reducir la actividad física, descasar con frecuencia a la sombra, usar ropa ligera y holdada, y, cuando estacione el coche, no dejar en el interior a niños ni ancianos con las ventanillas cerradas.

La evolución que tenga la antes mencionada masa de aire cálido puede hacer variar las predicciones para los próximos días.