Educación pagará un plus a los docentes por ir cuatro años a una escuela rural

Los alumnos del aula de San Juan de Beleño del CRA Picos de Europa ayudan a Genaro Alonso a plantar un roble en el patio del colegio ante la atenta mirada de sus profesoras, Vanesa Vázquez Coello y Vanesa Uría, y la alcaldesa de Ponga, Marta Alonso (derecha). / NEL ACEBAL
Los alumnos del aula de San Juan de Beleño del CRA Picos de Europa ayudan a Genaro Alonso a plantar un roble en el patio del colegio ante la atenta mirada de sus profesoras, Vanesa Vázquez Coello y Vanesa Uría, y la alcaldesa de Ponga, Marta Alonso (derecha). / NEL ACEBAL

«Se trata de incentivar la permanencia, el trabajo y la continuidad en los centros», asegura Genaro Alonso, que no cuantifica el complemento

LAURA MAYORDOMO SAN JUAN DE BELEÑO.

La Consejería de Educación compensará económicamente a los docentes que opten por ocupar plazas de difícil desempeño, como las de los centros rurales agrupados (los CRA) o las de centros educativos en las zonas más alejadas del centro de la región. Considera el titular del departamento, Genaro Alonso, que los actuales incentivos -como una mayor puntuación de cara a concursos de méritos y traslados- es insuficiente. «Querríamos también incentivar el trabajo de esos docentes con una retribución económica añadida», avanzó ayer en San Juan de Beleño, capital del concejo de Ponga, adonde se trasladó para abrir oficialmente el curso escolar 2018-2019 en las etapas de Infantil y Primaria. No cuantificó Alonso a cuánto ascendería dicho plus. «Está sin cuantificar, pero sería análogo a otros que ya existen, bien por responsabilidades de coordinación, por cargos directivos o complementos varios de los que hay ya fijados en la Administración».

Su pago estaría ligado a una condición. La intención de la Consejería de Educación es que quienes perciban este complemento en sus nóminas queden ligados a ese puesto de difícil desempeño como mínimo tres o cuatro años. Y eso, «porque pensamos que para que las escuelas rurales desarrollen también proyectos es importante la permanencia del profesorado». En definitiva, añadió, «se trata de incentivar la permanencia, el trabajo y la continuidad de los docentes en los centros».

El de estas retribuciones extra será uno de los aspectos que se aborden en el futuro Observatorio de la Escuela Rural. Lo compondrán representantes de todas las áreas implicadas: las consejerías de Medio Rural, Empleo y Educación, el profesorado, las familias, el alumnado, los sindicatos educativos, la Federación Asturiana de Concejos y la Universidad de Oviedo. Y, según las previsiones del consejero, estará en marcha antes de que finalice este año, toda vez que el decreto que le dará respaldo legal está ya «en tramitación». A este órgano se le encomendará realizar un diagnóstico de la situación de la escuela rural en el Principado y proponer iniciativas de mejora y de inversión.

Con 27 centros rurales agrupados repartidos por toda la región, la supervivencia de la escuela rural es, aseguró Alonso, «una prioridad que queremos que se manifieste en las inversiones, en la apuesta por la calidad educativa y las ratios» que, recordó, «son las más bajas del país» -Educación exige un mínimo de cuatro alumnos-. «Es obligado apostar por ella. La escuela rural es un factor de calidad y de cohesión social», defendió.

Entre los objetivos para el nuevo curso que ayer arrancó para los alumnos de entre 3 y 11 años -el viernes lo hará para los de Secundaria y Bachillerato-, Alonso mencionó el de recuperar la jornada lectiva de 18 años en Secundaria -«también quisiéramos lograr algo para los maestros», apuntó en referencia a la demanda de los profesores de Secundaria de volver a la jornada de 21 horas-, pero eso quedará para el curso 2019-2020, afirmó. También le gustaría conseguir la derogación de los aspectos «más lesivos» de la LOMCE, la conocida como 'ley Wert'. Porque es sabido que el Principado no comulga con cuestiones como que la asignatura Religión tenga valor académico o que el consejo escolar haya dejado de tener un papel decisorio y sea un órgano meramente consultivo. Con todo, «hay que ser honestos. Estos cambios tienen que promoverse en el Congreso de los Diputados y el Gobierno necesita de los apoyos suficientes para conseguirlo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos