Equo afirma que el lobo «no es un problema real para la ganadería»

Uralde (centro), con Eva del Fresno y Alberto Fernández. /
Uralde (centro), con Eva del Fresno y Alberto Fernández.

Juan López Uralde acusa al Principado de «sobrepasar la línea roja que pone en peligro la preservación de esta especie tan emblemática»

O. V.OVIEDO

El coportavoz federal de Equo, Juan López Uralde, estuvo ayer en Asturias para anunciar el compromiso de su formación de trasladar a la Unión Europea las protestas y los argumentos de las asociaciones conservacionistas asturianas con respecto a la gestión de las poblaciones de lobo por parte del Gobierno del Principado, al que López Uralde acusó de «sobrepasar la línea roja que pone en peligro la conservación de esta especie tan emblemática».

El coportavoz hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa en la que le acompañaban los candidatos regionales de Equo David Díaz y Eva del Fresno, el cabeza de lista municipal de Oviedo, Alberto Durán, y dos representantes de la Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL), Alberto Fernández y Mario Quevedo. López Uralde subrayó que el «lobo no es un problema real para la economía ni para la ganadería», pero que los inconvenientes que causa para los ganaderos afectados por sus ataques «se exageran para hacer política».

Alberto Fernández calificó la gestión del lobo que lleva a cabo el Principado de «incoherente, chapucera y tercermundista». Posteriormente, López Uralde se desplazó hasta la ría de Villaviciosa para criticar «la mala gestión de los vertidos de residuos» y al monte Naranco, para poner de relieve los problemas que causa la explotación de las canteras.