Más de 200 empleados de la Universidad siguen trabajando superados los 65 años

El rector, Santiago García Granda, en el centro, con los profesores, investigadores y personal de administración y servicios a los que se entregaron las insignias. / JUAN CARLOS ROMÁN
El rector, Santiago García Granda, en el centro, con los profesores, investigadores y personal de administración y servicios a los que se entregaron las insignias. / JUAN CARLOS ROMÁN

El rector entrega las insignias de oro y plata a quienes se jubilan tras 35 y 25 años de dedicación a la institución académica

LAURA MAYORDOMOOVIEDO.

Los 74 trabajadores de la Universidad de Oviedo -personal docente e investigador (PDI) y personal de administración y servicios (PAS)- que este año se jubilan, y los siete que fallecieron a lo largo de este curso, fueron ayer objeto de reconocimiento en un solemne acto celebrado en el Paraninfo en el que el rector, Santiago García Granda, entregó las correspondientes insignias de oro -a título póstumo y por 35 años de dedicación- y plata -por 25 años de trabajo-. La cifra de distinguidos, 81 en total, da idea, remarcó, del «ritmo al que en nuestra institución se está produciendo el relevo generacional». Eso, en una plantilla en la que casi el 21% del personal ha cumplido ya los 60 años.

Con todo, desveló el rector, hay un 8% de los trabajadores de la institución ( unos 240) que continúa en activo superada la edad de jubilación tras haberlo solicitado. Y no solo docentes e investigadores, también algún miembro del PAS.

A los que sí abandonan la vida activa, García Granda les recordó que hay múltiples formas de seguir vinculados a la institución. El programa de mayores de 55 años, PUMUO, es uno de ellos. También la Asociación de Personal Jubilado de la Universidad, que preside el exrector Juan López Arranz -presente ayer en el acto junto con la defensora universitaria, Paz Andrés, y el secretario del Consejo Social y aspirante al rectorado Ignacio Villaverde-.

Durante su intervención, el rector también anunció que la Universidad «ya trabaja» en la propuesta que le plantearon las consejerías de Educación, Sanidad y Servicios y Derechos Sociales de poner en marcha un máster sobre envejecimiento, salud y calidad de vida. «Se trata de contribuir al envejecimiento activo» en una región en la que uno de cada cuatro asturianos tiene más de 65 años. Lo mencionó tras agradecer a los homenajeados su «tesón, generosidad, magnanimidad y nobleza de ánimo» y antes de animarles a «seguir con optimismo el camino que os queda por recorrer».