Empresarios de América Latina piden «facilidades» para invertir en Asturias

Antonio Suárez, presidente de la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos, se dirige al estrado al comienzo del acto celebrado en la finca de Colombres. /  NEL ACEBAL
Antonio Suárez, presidente de la Asociación de Amigos del Archivo de Indianos, se dirige al estrado al comienzo del acto celebrado en la finca de Colombres. / NEL ACEBAL

Abogan por una descarbonización moderada y por mantener las térmicas con tecnología para reducir la contaminación

SUSANA BAQUEDANO COLOMBRES.

La Asociación de Amigos del Archivo de Indianos-Museo de la Emigración ha logrado que grandes empresarios y personalidades con raíces asturianas y negocios a los dos lados del Atlántico mantengan viva esta importante muestra del pasado migratorio de la región. Pero no solo eso. Su poder de convocatoria también posibilita que Colombres, donde se levanta la majestuosa Quinta Guadalupe que aloja el museo, se convierta una vez al año en el epicentro empresarial donde se estrechan lazos con países de América Latina y se intercambian impresiones acerca de la realidad socioeconómica y política del Principado. Ayer, en este punto de encuentro se escucharon mensajes críticos ante una posible descarbonización exprés por parte del Gobierno central y una demanda común: «Más facilidades» para invertir en Asturias, la tierra que todos ellos sienten como suya.

«Esta comunidad es una maravilla. Hay que mantener el optimismo, porque siempre ha habido un gran entusiasmo por parte de los empresarios para salir adelante. Hay cabezas sobresalientes, como las que se ven cada año en los Premios Princesa, y lo que falta es una mayor colaboración y coordinación entre la Administración central y la autonómica». Quien así se pronunciaba era el coleccionista de arte asturmexicano Juan Antonio Pérez Simón.

Otro hombre de negocios que reside en México desde hace 54 años pero que nació en Torazo (Cabranes), Manuel Rodríguez, tiene muy claro el diagnóstico de Asturias. «Veo serias dificultades para crecer por dos razones fundamentales: una población decreciente, debido al envejecimiento y la falta de natalidad, y, por otra parte, no se puede permitir que los padres hagan el esfuerzo de formar a sus hijos para que estos luego tengan que ejercer fuera de la región», lamentaba. Por ello, este empresario que posee hoteles y gasolineras en el país azteca considera que el Principado requiere de «una gran voluntad política para dar facilidades a los empresarios, de forma que estos puedan crear empleo y bien pagado».

Respecto a la descarbonización, Rodríguez tilda de «locura» por parte del Gobierno de Pedro Sánchez que se pretenda cerrar las térmicas que reúnen las condiciones necesarias para continuar su actividad. «No hay necesidad de una transición total. Lo que hay que hacer es dotar a las térmicas de las tecnologías precisas para que contaminen lo menos posible, pero no cerrarlas».

Alternativas para las Cuencas

También el secretario general de la Federación Internacional de Centros Asturianos, Manuel Llaneza Jove, de padre y madre langreanos pero nacido en Chile, defiende «una transición energética tranquila». Es consciente de la importancia que tiene el carbón para Asturias y propugna por «hacer lo que haya que hacer pero pensando en la gente de las comarcas mineras. No hay que despilfarrar el dinero, sino invertir en alternativas», apunta.

Este abogado de profesión, que está «atento» a todo lo que pasa en el Principado, opina que la economía asturiana «evoluciona porque hay más trabajo y ganas de emprender».

Miguel Tascón Prieto, empresario mexicano con estrechos lazos asturianos, -«mi madre era natural de Noriega y todos los años vengo a esta zona»- es algo más crítico y piensa que a Asturias «le falta dinamismo, un poco de empuje, porque se ven pocos cambios». Este asturmexicano, miembro del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior, cree que podrían «conjugarse los intereses» de los empresarios asturianos y de quienes residen al otro lado del charco para llevar a cabo más proyectos inversores.

Él pertenece al sector textil en México, pero considera que en Asturias se debería apostar por el turismo. «Que no solo sea para dos meses al año. Es triste ver cómo llegan los turistas en julio y marchan a mediados de agosto. Eso mismo ocurría en Baleares y ya han conseguido desestacionalizar el turismo. Acá, en Asturias, se puede estar muy a gusto durante todo el año, solo hay que tener valor para meterse al agua del Cantábrico», bromea.

Respecto a la transición energética es más escueto: «Hay que amoldarse a lo que viene y cambiar».

Ismael Prieto, un empresario nacido en Cabranes pero que lleva 61 años viviendo en Buenos Aires, donde tiene negocios hoteleros y de hostelería -Prieto e Hijos- no disimula la pasión que siente por el Principado a la hora de referirse a su situación económica. «La veo muy bien, pero quizá por sentimiento y porque aquí se vive estupendamente. Es la madre patria». Él y su mujer, María del Carmen Sánchez, pasan ya cuatro meses al año en el Principado. «De Asturias al cielo», dicen.

Más

 

Fotos

Vídeos