Una gijonesa se enfrenta a cinco años y medio de prisión por maltratar a su novio, enfermo de Alzheimer

Se enfrenta a cinco años y medio de prisión por maltratar a su novio, enfermo de Alzheimer

La acusada se apropió de más de 100.000 euros de sus cuentas bancarias

EFE

La Fiscalía solicita cinco años y medio de prisión para una acusada de maltratar física y psíquicamente a su compañero sentimental, de 76 años y que sufre la enfermedad de Alzheimer, y de apropiarse de más de 100.000 euros de sus cuentas bancarias.

La acusada, según la versión de la Fiscalía, aprovechaba que su compañero sentimental tenía mermadas sus facultades por deterioro psicofísico para ejercer «frecuentemente» violencia psíquica y verbal contra él y gestionar su patrimonio, haciendo suyo su dinero.

En concreto, la acusada se apropió de 76.313 euros que la víctima tenía en una entidad bancaria, en 2015, y que la dejó en saldo negativo.

Entre otras operaciones, la Fiscalía mantiene que la acusada llegó a utilizar el cajero en el mes de junio para disponer de 3.000 euros y, un mes después, gastó en una tienda de deportes la suma de 2.000 euros y extrajo otros 600 euros.

Igualmente, la acusada adquirió un coche por importe de 23.800 euros, que también cargó a la cuenta de su compañero sentimental, según la versión fiscal.

En octubre de 2015, según la acusación pública, la procesada abrió una cuenta a su nombre y el de la víctima y llegó a pedir un préstamo de 10.000 euros para un negocio de su hija, que cargó en esa cuenta para su pago, cuenta que solo recibía como ingresos de su compañero sentimental.

La acusada llegó a tener siete operaciones de crédito impagadas, lo que llevó a incluir a la víctima en una lista de morosos y a embargarle la pensión.

El compañero sentimental decidió denunciarla, dos años después, con el apoyo de sus hijos tras recibir diversos insultos y expresiones de menosprecio, así como puñetazos en la cabeza, sin que acudiera a recibir asistencia médica por temor a la reacción de la mujer.

La Fiscalía asegura que la acusada limitaba el acceso a la comida y obligaba a la víctima a dormir en una colchoneta en el suelo.

Además, le retiró las llaves de la vivienda y le repetía que como dijera algo «le iba a romper la cabeza o matarle».

Los informes forenses aprecian que la víctima no tiene capacidad para controlar sus actos por padecer la enfermedad de Alzheimer, y los informes psicológicos concluyen que presenta características típicas de personas sometidas a maltrato.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de maltrato habitual y un delito de apropiación indebida y solicita que la acusada reintegre las cantidades ilícitamente sustraídas, así como el pago de mil euros más por daños morales.

El juicio se celebrará mañana, miércoles, a las 10:30 horas en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

Síguenos en: