La epidemia gripal llegará en 15 días

Sala de urgencias del HUCA, durante la epidemia de gripe del año pasado. / ÁLEX PIÑA
Sala de urgencias del HUCA, durante la epidemia de gripe del año pasado. / ÁLEX PIÑA

Aunque Sanidad recuerda que la gripe «es impredecible», el frío y la vuelta al cole harán que la circulación del virus se intensifique

AIDA COLLADO GIJÓN.

Este año, en comparación con los últimos, la gripe llegará tarde. Asturias se ha acostumbrado a alcanzar antes que ninguna otra comunidad los niveles de epidemia, pero en esta ocasión no ha sido así. Aunque, según el responsable del Servicio de Vigilancia Epidemiológica del Principado, Ismael Huerta, esto no tiene nada de extraordinario, ya que lo normal es que haga su aparición «de noviembre a marzo». Por lo tanto, el hecho de que este año los asturianos hayan pasado las navidades libres de tan molesto virus no significa que le hayan dado esquinazo o que el número de contagios vaya a ser menor.

Ahora mismo, la circulación de la gripe continúa siendo «muy pequeña». No se ha registrado, aún, «afectación de niños pequeños, que son los que inician la epidemia». Pero las bajas temperaturas que hacen temblar a la región y la vuelta al cole de sus pequeños transmisores, unido al hecho de que la comunidad vecina de Cantabria y la cercana de País Vasco ya han alcanzado los niveles epidemiológicos hace tiempo, hacen prever que no irrumpirá en la región a corto plazo, pero sí lo hará «de aquí a quince días».

Por el momento, lo que amarga la vida de los enfermos son otros virus respiratorios, que provocan sin serlo cuadros parecidos a los del virus gripal.

Más información

Incide en que estas estimaciones se hacen sobre una dolencia sumamente «imprevisible», pero sí aseguran que tarde o temprano, se dejará notar. Por el momento, según el informe de la primera semana de 2019, solo hay ocho casos notificados por los médicos de Atención Primaria, aunque este dato no es demasiado significativo porque aún son muchos los facultativos de vacaciones que no han dado parte. Este año hubo trece enfermos ingresados de gripe confirmada en el HUCA, lo que tampoco supone una cantidad destacable hasta el momento.

Huerta recuerda que la vacunación no influye en la aparición de las ondas epidémicas. No obstante, con las nuevas tetravalentes se confía en contabilizar menos enfermos graves. Así todo, advierten desde el Servicio de Vigilancia Epidemiológica, «las coberturas aunque algo mejores no están siendo maravillosas, tampoco superan con tanto las de otros años». Los datos provisionales apuntan a una cobertura del 55% entre los mayores de 65 años. Y «es probable que el porcentaje sea algo mayor cuando tengamos los datos definitivos». Pero tampoco son para tirar cohetes.

No obstante, cabe recordar que el incremento de la demanda obligó a Sanidad a adquirir 11.700 nuevas dosis al detectar que las previsiones iniciales -220.000 dosis, 8.000 más que el año pasado- se quedaban cortas.