La gripe suma un segundo muerto en Asturias y eleva a once los casos graves

La gripe suma un segundo muerto en Asturias y eleva a once los casos graves

La enfermedad entra en fase epidémica con 147 enfermos por cien mil habitantes. El virus circulará con intensidad las próximas seis semanas

LAURA FONSECA GIJÓN.

Asturias se encuentra ya en fase epidémica de gripe. La vuelta al cole del tramo de población más joven (el que actúa de disparadero en esta enfermedad vírica) ha hecho que el virus gripal comenzara a circular con mayor intensidad, elevando de forma considerable la tasa de enfermos, que pasó de 90 casos por cien mil a 147 en apenas dos semanas. En este arranque de año, el Principado suma una segunda muerte por gripe. Se trata de un hombre de 63 años, con factores de riesgo (sufría problemas cardíacos) y que no estaba vacunado. El paciente ingresó en el HUCA en la segunda semana de enero, donde permaneció hospitalizado y falleció a causa de las complicaciones que le generó el cuadro gripal. Según datos del servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Sanidad, el virus responsable fue el mismo que en 2009 ocasionó la epidemia por gripe A (el H1N1). Este fallecimiento se une al registrado a finales del año pasado, con la muerte de una mujer de 62 años, también con problemas de salud de base (estaba inmunodeprimida) y que sufrió una gripe por virus A, cuya cepa no llegó a ser subtipada. En su caso, sí estaba vacunada contra la gripe.

El arranque de la epidemia, que se extiende ya por todo el país, llegó a Asturias con algo de retraso. En otras ocasiones, la enfermedad gripal solía registrar sus mayores tasas de afectación en torno a las Navidades. Sin embargo, en esta temporada todo parece indicar que el pico se registrará a mediados o finales de febrero, ya que Sanidad prevé que a partir de ahora el virus continúe circulando con intensidad cuatro o seis semanas.

Con todo, el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Principado, Ismael Huerta, insiste en que el comportamiento de la gripe «es difícil de predecir», de ahí que no quiera aventurar cómo cree que se comportará la infección en lo que queda de temporada. De momento, la gripe se presenta en Asturias con 21 ingresos hospitalarios y once casos graves. Según el informe de la Red Centinela de la Gripe elaborado ayer, el 73% de los casos graves se concentran en personas de más de cincuenta años y más de la mitad de los afectados (56%) no estaban vacunados. La epidemia está pasando más factura a la población femenina, ya que el 62% de los ingresos correspondieron a mujeres. El 38,1% de los ingresos se debe a un virus gripal A (no subtipado), el 28,6% a un virus A (H3N2), el 23,8% a un virus A (H1N1) -el de la epidemia gripal de 2009- y el 9,5% a un virus gripal B. El 73% presentaba algún factor de riesgo (principalmente enfermedad cardiovascular y enfermedad pulmonar) y, de ellos, el 63% no estaban vacunados.

Todas las regiones, excepto Canarias, Ceuta y Extremadura, presentan unas tasas de incidencia de gripe por encima de su umbral epidémico, siendo el nivel de intensidad bajo en la mayoría de ellas.

Importante: lavarse las manos

El tratamiento más adecuado consiste en aliviar los síntomas mediante analgésicos y antitérmicos y en la mayor parte de los casos se cura sola con las medidas conocidas, como beber abundantes líquidos y utilizar fármacos habituales, como paracetamol.

Los expertos recomiendan utilizar pañuelos de papel para taparse la boca y la nariz cuando se tosa y se estornude y tirarlos después de utilizarlos; también lavarse a menudo las manos con agua y jabón, mantener una buena ventilación y limpiar con frecuencia las superficies que se tocan con las manos.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos