Estrechan el cerco a los asesinos del concejal de Llanes Javier Ardines con las pruebas de ADN

Estrechan el cerco a los asesinos del concejal de Llanes Javier Ardines con las pruebas de ADN

La Guardia Civil avanza en las investigaciones con los resultados de los restos biológicos hallados en el cadáver del edil de Izquierda Unida

O. SUÁREZ / L. RAMOS GIJÓN.

Con los resultados del análisis de los restos de ADN, la investigación avanza y la Guardia Civil estrecha el cerco en torno a los asesinos del concejal Javier Ardines. Las pesquisas policiales podrían haber arrojado luz al intrincado caso con un salto importante tras recibir el informe biológico y los estudios de la telefonía móvil registrada en la antena que da señal en Pría.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y de la Comandancia de Gijón trabajan incansablemente, en estrecha colaboración con la jueza instructora, para recopilar pruebas e indicios que respalden las posibles detenciones de las personas sospechosas de causar la muerte del edil de Izquierda Unida.

Javier Ardines falleció la madrugada del 16 de agosto a escasos metros de su casa en Pría, cuando acudía al muelle de Llanes para salir a faenar. Tres vallas de obra interrumpían su camino. Fue en el momento en el que se bajó de la furgoneta para retirar los obstáculos cuando recibió un fortísimo golpe en la parte trasera de la cabeza. Ese ataque se produjo con un objeto romo.

La víctima, según las investigaciones, intentó huir carretera adelante. A unos sesenta metros de su vehículo fue alcanzado por el agresor o agresores, que lo asfixiaron hasta la muerte. Los habitantes de una casa próxima escucharon voces de varias personas procedentes del camino. Eran aproximadamente las seis de la madrugada. Dos horas después, ese mismo testigo halló el cadáver del concejal al salir a pasear a su perro.

La furgoneta de la víctima estaba aún con el motor arrancado. La víctima presentaba heridas de defensa en las manos. Esas lesiones podrían haber arrojado datos reveladores del asesino. La Guardia Civil estaría más cerca de resolver un caso que en la actualidad se encuentra bajo secreto de sumario.

Los agentes continúan tomando declaraciones a los familiares, compañeros de trabajo y funcionarios del Ayuntamiento, a lo que se suma el rastreo con perros especializados por el camino en el que ocurrió el crimen y por las fincas cercanas.

De hecho, los vecinos de Pría ya se han acostumbrado a la continua presencia de los agentes por la parroquia.

En contexto

 

Fotos

Vídeos