Fallece un esquiador de Cabrales al despeñarse en los Picos de Europa

Félix Moradiellos posa ante el Naranjo de Bulnes durante una de sus excursiones. / E. C.

Félix Moradiellos, de 35 años, se precipitó desde un pico en el macizo de Ándara. Su cuerpo fue localizado de madrugada y evacuado por el Greim

G. POMARADA

Los Picos de Europa se cobraron el domingo una nueva vida. A primera hora de la mañana de ayer la Guardia Civil recuperaba el cadáver de Félix Moradiellos López, vecino de Arenas de Cabrales, que falleció al despeñarse en la zona cántabra del Macizo Oriental de los Picos de Europa. El joven, de 35 años y que ejercía como taxista en el concejo, salió de casa en la mañana del domingo para disfrutar de una jornada de esquí en la montaña. Fue visto por última vez al mediodía por la zona del Casetón de Ándara y una hora después mantuvo contacto telefónico con un familiar. A partir de ese momento se le perdió la pista.

Al ver que no regresaba, a primera hora de la tarde familiares y amigos comenzaron a buscarlo, pero al caer la noche y seguir sin noticias del joven decidieron alertar de la desaparición a la Guardia Civil, que procedió a activar un plan de rastreo a través del Greim de Potes.

Poco antes de las tres de la madrugada un grupo de amigos y familiares localizó el cuerpo sin vida del esquiador, en una de las laderas de nieve del pico Mancondiú, perteneciente al término de Bejes del municipio cántabro de Cillorigo de Liébana. Desde ese momento, el Greim de Cangas de Onís se hizo cargo del operativo de evacuación y, tras valorar la situación, decidieron realizar el rescate del cuerpo ya por la mañana con ayuda de un helicóptero de Asturias. Así, en torno a las 9.15 horas de ayer el cadáver fue recuperado y trasladado en la aeronave hasta el helipuerto de Tama.

Desde la Benemérita señalan que el joven, conocedor de la zona, falleció al precipitarse por la ladera. Sus allegados indican además que Félix no estaba esquiando cuando se produjo el siniestro, pues los esquís y una chaqueta fueron hallados en el ascenso al pico. Las primeras hipótesis apuntan a que Moradiellos decidió cubrir el último tramo hasta la cumbre a pie y fue ahí cuando sufrió la caída. Una vez se realice la autopsia, los restos mortales serán trasladados a la capilla ardiente en el tanatorio de Arenas, a primera hora de esta misma tarde. Mañana al mediodía se oficiará el funeral en la iglesia parroquial de Santa María de Llas.

El de Félix Moradiellos es el primer accidente mortal que se registra en los Picos de Europa en lo que va de año, tras un 2018 plagado de siniestros en el que llegaron a fallecer en la vertiente asturiana del Parque Nacional media decena de montañeros, dos de ellos en el Urriellu.

Más