Fallece un hombre de 55 años mientras se bañaba con su hijo en Salinas

Fallece un hombre de 55 años mientras se bañaba con su hijo en Salinas
Traslado del cadáver al Instituto de Medicina Legal, donde se le practicó la autopsia. / PATRICIA BREGÓN

Los socorristas le sacaron del agua ya inconsciente y le practicaron maniobras de reanimación durante cerca de media hora sin éxito

SHEYLA GONZÁLEZ / O. S. SALINAS / GIJÓN.

La playa de Salinas, en Castrillón, ha vuelto a cobrarse una víctima. Ayer no era una imprudencia la que acababa con la vida de M. G. D. C., de 55 años, que se encontraba dentro del agua bañándose con su hijo cuando la fatalidad le abordó. El hombre, de nacionalidad española pero residente en Alemania, se encontraba en el arenal junto a su familia, varios de cuyos miembros son vecinos de Lena y Oviedo. Decidió meterse en el agua junto a uno de sus hijos, de corta edad. Lo hicieron en la zona de baños de El Espartal, donde ondeaba bandera amarilla. A su alrededor se encontraban decenas de personas, pues ayer el arenal estaba repleto de bañistas que aprovecharon el día de sol. Eran cerca de las 13 horas cuando un grupo de personas se arremolinaron en torno a M. G. D. C. y su hijo, un hecho que llamó la atención de los socorristas que vigilaban la zona.

El bañista no había hecho aspavientos, ni gritado pidiendo ayuda. En cambio, quienes estaban a su alrededor se dieron cuenta de que algo no iba bien. Todo apunta a un mal repentino o a una indisposición que le hizo perder el conocimiento. En un primer momento no se descartaba que pudiera deberse a un ahogamiento, aunque la ausencia de señales visibles hacía descartar esta opción. Al ver el revuelo, una de las socorristas se lanzó al agua con su tabla aunque fue otro compañero, a bordo de la moto acuática, el primero en alcanzar a la víctima.

El hombre se encontraba ya sin conocimiento. Lo remolcaron, tanto a él como al niño, hasta la orilla. Allí, uno de los socorristas del equipo de Salvamento le practicó las primeras maniobras de reanimación, tanto manuales como con un desfibrilador. Durante diez minutos, los que tardó la UVI Móvil en llegar al lugar de los hechos, no cejaron en su empeño de estabilizarle. Una tarea que continuaron los sanitarios durante otros veinte minutos. Todo, ante la atenta mirada de decenas de usuarios y de la propia familia de la víctima.

Nada se pudo hacer por su vida. A M. G. D. C. lo trasladaron hasta las dependencias del puesto de socorro en la casa de servicios del paseo de la playa, ubicada frente a la escalera número seis, donde permaneció hasta que se procedió al levantamiento del cadáver, cerca de las cuatro de la tarde. Hasta la playa se desplazó una patrulla de la Guardia Civil de Piedras Blancas, alertada por el 112.

La familia permaneció junto al puesto de socorro, visiblemente afectada por lo sucedido. Quienes sí habían dejado la playa horas antes habían sido los menores. Según apuntan testigos de lo sucedido, se fueron acompañados de una psicóloga. El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Oviedo para practicarle la autopsia, examen que determinará si la causa de la muerte fue una indisposición o ésta ocurrió por ahogamiento.

Asistencia en San Lorenzo

En la playa gijonesa de San Lorenzo los técnicos del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) asistieron a un hombre que sufrió una indisposición mientras tomaba el sol a la altura de la Escalerona. El hombre fue auxiliado inicialmente por el personal de Salvamento del Ayuntamiento de Gijón y, a continuación, por los sanitarios de emergencias, quienes trasladaron al hombre hasta el Hospital de Cabueñes. La intervención en la playa generó una gran expectación entre los muchos usuarios que a esa hora esperaban a que se celebrase la tradicional Danza Prima con motivo del día grande de las fiestas de Gijón.

Se da la circunstancia de que hace apenas dos semanas una mujer de 73 años fallecía mientras se bañaba en la misma playa. En esa ocasión, al igual que ocurrió ayer en Salinas, los médicos del SAMU intentaron durante casi una hora reanimarla en el arenal. No fue posible. La bañista había sufrido un fallo coronario agudo que no pudo superar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos