Caótica mañana en cercanías, con 22 trenes cancelados

Fatídica mañana en cercanías, con 22 trenes cancelados
Un tren de Feve.

La falta de repuestos es la causa de las suspensiones, según los trabajadores

Ramón Muñiz
RAMÓN MUÑIZGijón

Ha vuelto a pasar. Renfe se ha tropezado esta mañana con más frecuencias programadas de las que en realidad podía atender. Hasta las 14.00 horas eran 22 los servicios de cercanías cancelados en la región, según fuentes próximas a la empresa. Las afecciones se están dando en el ancho métrico (el operado bajo la marca Feve), donde la mayoría de los apeaderos tienen el inconveniente de carecer de paneles informativos o megafonía para advertir a los viajeros de que su tren se retrasará. Por ahora la compañía tampoco está comunicando los problemas a través de su canal oficial de información al viajero a través de internet. Parte de los problemas se han concentrando en la conexión entre Gijón y Oviedo.

Dos son los motivos por los que con frecuencia la falta de repuestos deriva en supresiones. De un lado está la propia vetustez de un parque que además tuvo la mala suerte de que las últimas unidades adquiridas tampoco aportaban la fiabilidad deseada. En total en Asturias todavía circulan diez unidades de la Serie 526, construidas entre 1966 y 1974, y otras veinte de las Series 433 y 435, que salieron de fábrica entre 1981 y 1985. Es decir, el 44% de los trenes de Feve de cercanías tienen entre 33 y 56 años. Eso provoca que las averías se reproduzcan. La integración de la división de ancho métrico en Renfe además impuso nuevas reglas para adquirir repuestos que, en la práctica, están retrasando la llegada de los suministros al exigir de una mayor antelación en las compras. A todo ello se une que, según los sindicatos, la plantilla en los talleres está infradotada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos