Los concesionarios mejoran ventas y reivindican el diésel

Varios visitantes observan el Fiat 500, uno de los coches más demandados y que está próximo a agotarse. / JOSÉ RAMÓN NAVARRO
Varios visitantes observan el Fiat 500, uno de los coches más demandados y que está próximo a agotarse. / JOSÉ RAMÓN NAVARRO

El sector defiende que «no hay motivos para cuestionar los vehículos diésel»

PABLO SUÁREZ

Si hay un sector para el cual un evento como la Feria resulta rentable ese es el del motor. Cada verano, muchos concesionarios salvan el año gracias a las cifras del ferial, mientras que otros tantos aumentan sus ventas en una proporción considerable. A cambio, otorgan al visitante la posibilidad de encontrar vehículos a precios muy por debajo de la media del mercado o automóviles seminuevos que suponen toda una oportunidad sobre ruedas. Hay ediciones mejores y peores, pero en los últimos años este sector parece haber entrado en una buena dinámica general que ha permitido repetir muy buenas cifras de ventas. «Llevamos unos años realmente buenos en los que la primera semana ya se produce un volumen alto de ventas», afirma Miguel González, gerente de Cyasa y un veterano del recinto.

González, cuyas ventas a falta de cuatro días para el término de la edición ya ascienden a 150 vehículos, atribuye estos resultados a la gran demanda de motores de gasolina ante el incierto futuro del diésel. «Hay mucho pánico con eso. No obstante, cuando se lo explicas bien la gente lo entiende y en algunos casos optan por el diésel», explica. Un número muy parecido de ventas es el que ya han logrado desde Artedo Motor. «La Feria siempre sorprende, pero este año hemos agotado los coches», cuenta Miguel Ángel Lastra.

Cuatro días restantes

Para los vehículos de alta gama tampoco está siendo una mala edición. Desde Adarsa (Mercedes y Mitsubishi) comentan que están ya muy próximos a las cifras que marcan un muy buen año. «Vender unos 150 vehículos en total son números muy buenos. Estamos muy cerca y nos falta todavía algún día más», asegura su responsable, Javier González, quien se muestra crítico con la mala publicidad hacia el diésel. «Crea una duda en la gente totalmente infundada. No hay motivos para cuestionar los vehículos diésel de la manera en que se está haciendo», afirma.

También satisfechos se muestran desde el espacio de Autoavisa, la red Ford asturiana y uno de los primeros estands que se encuentra el visitante a su entrada en el recinto. «Está siendo la mejor Feria de los últimos años. El ritmo de ventas es muy bueno y, pese a que la competencia está muy fuerte, pienso que hemos venido muy bien preparados», afirma Jaime Sánchez. En su caso rozan los doscientos coches vendidos, entre los que, al igual que en el caso de Audi, se imponen los tipo SUV. «Todavía nos quedan cuatro días y el arreón final suele ser importante», advierte.

Cuatro días que para muchos concesionarios marcarán el resultado final de la Feria. El resto, pese a que llegarán a la recta final con los deberes más que hechos, intentarán volver a casa con el camión vacío.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos