«Nos encantó El Molinón de Playmobil»

Rafael Martínez y su hija, Claudia Martínez, los primeros en entrar al recinto. :: NAVARRO

Rafael Martínez y su hija Claudia hicieron cola para ser los primeros en entrar

CANDELA DEL VALLE

Como todos los años desde que «Claudia tiene cinco o seis», ella y su padre, Rafael Martínez, acudieron ayer puntuales a su cita con la Feria. Y tan puntuales: hicieron cola por la mañana para poder ser los primeros en acceder al recinto y así inaugurar otro año más esta cita tan «querida» para ellos. EL COMERCIO pudo hablar con ellos segundos después de que cruzasen los primeros la puerta de entrada como si se tratase de la línea de meta a la que tanto tiempo esperaron llegar.

«¡Me encanta la Feria!», exclamó Claudia. «Me lo paso siempre genial y me hace mucha ilusión venir», afirmó. «Desde que ella iba casi en carricoche venimos todos los años», contó su padre, Rafael Martínez. Y no solo eso, también «casi todos los días», especificó. «Vivimos muy cerca, en La Arena, y no hemos fallado ni un año, somos apasionados de la cita», contaron. «Venimos siempre buscar las sorpresas que nos ofrece cada edición», apuntó Rafael.

A la reunión familiar también se sumó posteriormente su madre, Susana García, quien «a pesar de no haber podido estar la primera como ellos», es fiel a la cita. «Cuando venimos nos gusta mucho ver los coches, las motos y los puestos de todos los pabellones en general», comentó Rafael. «A mí me encanta todo lo que organizan e ir a los pabellones de Telecable, Liberbank y EdP, porque siempre tienen cosas muy chulas y divertidas para hacer», explicó Andrea.

Cola en el 'escape room'

Después de «un día entero paseando», Claudia, Rafael y Susana contaron a EL COMERCIO su experiencia y primeras impresiones sobre esta edición recién inaugurada. Estos incondicionales de la gran cita del verano gijonés explicaron su método de 'trabajo': «Dividimos por jornadas lo que vamos a visitar para tener cosas que ver todos los días que venimos, ya que son muchos».

En esta ocasión, los estands afortunados con «visita obligada» en su primer día fueron el de Gijón, Oviedo y Asturias. «El que más nos gustó fue el de Gijón. El Molinón de Playmobils es súper original y la exposición de Quini preciosa», puntualizaron. También quisieron entrar en la 'escape room' de EdP, pero «había mucha cola y desafortunadamente no pudimos», contó Susana.

Tras la jornada, comieron en el Pueblo de Asturias para continuar su tradición familiar: «Mañana, ¡más y mejor!».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos