«En la Feria te puedes beber un café con leche, nata y tu foto»

José Manuel Montis, gerente del estand de Toscaf, con un café personalizado. :: J. R. NAVARRO/
José Manuel Montis, gerente del estand de Toscaf, con un café personalizado. :: J. R. NAVARRO

José Manuel Montis Director del estand de Toscaf

CHELO TUYA

Un capuchino lleva una base de café, leche líquida caliente y, por encima, leche cremada. Esa es la receta clásica, porque la que Toscaf ofrece este año en el recinto ferial incluye, además, una foto. Los clientes se pueden llevar el café con su retrato incorporado. Una idea de José Manuel Montis (Madrid, 1970) que está convirtiendo el ya de por sí lleno estand del café, especialmente su terraza, en un punto de obligada visita. No solo las franquicias americanas tienen colas kilométricas.

-Café con leche, solo, descafeinado de máquina, corto de café, americano, con hielo... ¿Le parece que había pocas opciones para ofrecer, ahora, un café con foto?

-(Risas) La Feria es para traer novedades y en ésta damos café con leche, nata y foto.

«El largo proceso de un buen café puede acabar por tierra en los 25 segundos de un expreso»

-¿Cómo se retrata uno en un café?

-Es un capuchino personalizado. Lo preparamos como todos los años, pero en la parte de arriba, con una impresora especial, imprimimos una foto.

-¿Hay que retratarse mucho?

-(Risas) No mucho más. Cuesta 2,50. Se le hace la foto en el momento y sale automáticamente en el café.

-Según la foto que se ponga ese café puede sentar fatal.

-No, no. Las fotos siempre son de caras amables. Ya en serio, no hay ningún problema con la imagen, puesto que se hace con tinta comestible. Su uso está muy a la orden del día, en tartas u en otros productos. Son tintas inocuas.

-¿Alguien ha pedido una foto rara?

-No, la gente se hace una foto en el momento, es algo divertido.

-¿Ya ha inmortalizado a Álvaro Muñiz?

-(Risas) Todavía no, pero quiero.

-¿Se imagina una Feria sin él?

-Pues no. Está en el tejido del recinto ferial. Estoy seguro de que el año que viene le seguiremos viendo por aquí. Quizá más relajado, pero para él esto no es solo un trabajo, él es la Feria.

-Café con foto y té en lata.

-Sí, es una línea con base de té verde, blanco y matcha y sabores de coco, sandía y de piña con mango. No están endulzados con azúcar, sino con stevia.

-¿Vamos a lo sano?

-El consumidor sabe mucho más, lee las etiquetas. Pide leches sin lactosa o de soja o de avena. Bebidas y comidas sin gluten. Nosotros llevamos años apostando por la stevia y por los cafés ecológicos.

-Ecológico, ¿sinónimo de más caro?

-El producto sí lo es, pero aquí lo vendemos al mismo precio. Tenemos un café ecológico, una máquina específica para ello, pero sin coste añadido.

-Volviendo a su café con foto, dicen las malas lenguas que será la única manera de que su familia le vea la cara estos días.

-Vivir aquí es intenso, pero también vemos a personas con las que solo coincidimos en agosto. Te implica muchas horas, pero es un trabajo diferente al del resto del año.

-Porque usted es el responsable del Aula del Café de Toscaf. Lo sabe todo del café.

-No, qué va. El café es un mundo muy complejo. En nuestro Aula de Toscaf damos, sobre todo, formación para hostelería.

-¿El café quemado que no te amargue una buena comida es la asignatura pendiente?

-Soy optimista en esa materia. Cada vez hay más cultura del café, de aprender cómo se calienta, cómo se cuida una máquina y, sobre todo, cómo se limpia. El largo proceso de un buen café, desde su origen al tueste, puede acabar por tierra en los 25 segundos de hacer un expreso.

-Igual que 'Chicote, pesadilla en la cocina', ¿habrá un 'Montis, pesadilla en la cafetera'?

-(Carcajadas) No lo veo.

-¿El barista es un profesional a cuidar, como el escanciador?

-Completamente de acuerdo. Insisto en que soy optimista, se ve en las ferias, donde ya se da importancia al café. Se ve en los baristas, que se va más allá de un dibujo en el café.

-Una franquicia americana lleva a gala las colas que se forman en su establecimiento y usted sin presumir de las de su terraza.

-(Risas) La terraza de Toscaf sigue siendo un reclamo total.

-Y sin una factura 'clavada'...

-He bebido café de 60 céntimos en un vending mejor que alguno de 3,5 euros en un local de moda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos