La Feria suma 368.427 visitantes en nueve días, una cifra «superior» al año récord

Terraza de la cafetería de la calle principal de entrada al recinto siempre con ambiente. :: FOTOS: ARNALDO GARCÍA/
Terraza de la cafetería de la calle principal de entrada al recinto siempre con ambiente. :: FOTOS: ARNALDO GARCÍA

Álvaro Alonso muestra su «tremenda satisfacción» por la marcha del certamen y su eco social

ADRIÁN AUSÍN

En números de récord. Así avanza la Feria de Muestras pese a los chaparrones caídos en los últimos días. Lo cuenta su director general, Álvaro Alonso Ordás, quien se estrena en el cargo con la «tremenda satisfacción» de las cifras temporales de visitantes, el pálpito de los expositores y el eco social y empresarial que la Fidma está teniendo dentro y fuera de Asturias. Según precisó ayer, en los nueve primeros días, del sábado 3 al domingo 11, pasaron por el recinto 368.427 personas, una cifra «un poco superior» a la de las dos últimas ediciones; es decir, la pasada, que acabó con 717.869, y la de 2017, el récord histórico, con 721.337. Dicho esto, Alonso hizo hincapié en la temporalidad de los datos y restó importancia, como ya hiciera la víspera el presidente Cameral, Félix Baragaño, al hecho de que cuando se eche el cierre el domingo «haya dos mil, tres mil o cinco mil visitantes más o menos que el año pasado», una circunstancia que juzgó anecdótica.

Más información

Lo más importante, remarcó, es «constatar el nivel de satisfacción de los expositores respecto a las expectativas con las que acuden al recinto que ya son de por sí altas» y, en segundo lugar, aunque asociado a lo anterior, «que los visitantes estén respondiendo, como siempre», una circunstancia en la que destacó, además de la tradicional afluencia de asturianos y turistas, la asistencia al recinto de gente de las provincias limítrofes, «especialmente León, también Zamora, apoyado por la presencia este año de Benavente e incluso Valladolid». Un aporte que contribuye, de forma positiva, a las cifras globales «y a poner en el mapa a Gijón y a Asturias en los planos nacional e internacional».

«Rico y diverso»

El tercer pilar del éxito, prosiguió, es el institucional, «especialmente rico y diverso en esta edición», lo que convierte a la Feria de Muestras en «un altavoz desde el punto de vista económico, empresarial, social y deportivo», como escaparate de sus inquietudes. Agradeció, en este sentido, especialmente, el apoyo al certamen del Gobierno del Principado, con su presidente, Adrián Barbón, a la cabeza; el Ayuntamiento de Gijón, con la regidora Ana González igualmente activa y una presencia «casi diaria»; y la Universidad de Oviedo.

«Continuar el trabajo»

Álvaro Alonso mostró, desde un punto de vista personal, su agradecimiento a Félix Baragaño por haber depositado en él su confianza para una tarea en la que, señaló, aspira a «continuar el trabajo hecho por Álvaro Muñiz y el resto del equipo, que sigue con el mismo esfuerzo y ahínco». Mencionó en este sentido a los responables del área comercial, Mario Cueto, y de mantenimiento, Juan Bautista, así como a todos los demás trabajadores, a quienes msotró su gratitud por el «gran esfuerzo» realizado para que la Feria de Muestras sea un éxito. Mostró finalmente su satisfacción por el hecho de que las lanzaderas «están calando en el visitante y su uso va aumentando de forma progresiva», un capítulo, el de la apuesta por el trnsporte público, en el que también significó el refuerzo de EMUTSA con la línea 30.