La fiesta de fin de Feria, en el aire

La falta de un permiso municipal pone en peligro la celebración en la Laboral mientras el recinto se llena en su último día

PABLO SUÁREZ

Un permiso oficial pone en vilo, a pocas horas de su celebración, la fiesta de Fin de Feria. Se trata de un documento que el Ayuntamiento de Gijón debe firmar para cerrar oficialmente la Laboral Centro de Arte como sede de la fiesta y que hasta el momento no ha enviado a sus organizadores. «Sabemos que este tipo de documentos suelen llegar siempre a última hora, así que no queremos pensar en que haya habido algún problema a la hora de la firma», explica la organización, desde donde también apuntan a las quejas de algún arquitecto como motivo de duda por parte del Consistorio. «El espacio está perfectamente acondicionado para la fiesta, el aforo está marcado y no tenemos dudas de que en el recinto, por características, se puede celebrar un gran evento», defienden.

Tras innumerables años en la discoteca El Jardín, y obligada por el cierre definitivo de la discoteca, la fiesta de Fin de Feria se traslada por primera vez al recinto colindante con la Universidad Laboral. Una decisión que a priori gustó a los expositores y al personal del ferial, los principales asistentes al evento, pero que levantó alguna crítica desde sectores técnicos. «Esperamos que finalmente se firme ese permiso. En primer lugar porque nuestro evento reúne todas las condiciones para su celebración y también porque su cancelación sería un palo tremendo para la ciudad», declaran fuentes de la organización.

A la espera de solucionar este contratiempo, miles de personas aprovechan las últimas horas del certamen, que hoy echará el cierre. Muchos repiten visita y otros tantos tratan de encontrar las últimas ofertas y gangas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos