Un inicio de carrera prometedor

Un inicio de carrera prometedor
El youtuber Majes recorrió junto a un buen número de seguidores los expositores de motos ubicados en el recinto. / FOTOS: JOSÉ RAMÓN NAVARRO

Pese que al primer Día de la Moto y el Quad le faltó algo de cilindrada, la organización extrae «conclusiones positivas» para la cita del próximo año

El primer Día de la Moto y el Quad que organizaba la Fidma tuvo una acogida discreta. Ahora bien, pese a no registrar el volumen de entrada que esperaba, el goteo de moteros fue continuo durante todo el día, con una mayor afluencia en las últimas horas de la tarde. El hecho de no haber alcanzado las expectativas que en un primer momento se barajaron desde la organización no debería tampoco ser considerado un mal dato, especialmente si se tiene en cuenta que se trató de un primer evento que, por novedoso y por falta de tiempo para su promoción, no llegó a todo el público deseado.

Fue más bien una toma de contacto y una prueba a escala de lo que podría llegar a ser si se trabaja sobre él. Así lo indicaba el portavoz de la organización, Francisco Loché, en los días previos a la celebración de la cita. «Hay que ser cautos», decía en aquel momento. Este encuentro nace con vocación de futuro, pero necesitará de cierto fogueo para asentarse en la agenda de los visitantes. Bajo este punto de vista, también compartido por el propio Álvaro Muñiz, sí se pueden sacar conclusiones positivas del evento.

Una de ellas es el hecho de que todos los moteros que se acercaron al ferial no dudaron en completar el recorrido marcado desde la organización con el fin de que ningún expositor se quedase sin posibles compradores. Para ello y con el objetivo de motivar a los usuarios, se puso en marcha una cartilla que estos deberían sellar en cada uno de los estands dedicados a las motos. De esta manera entrarían en el sorteo de 1.400 euros para consumir hasta final de año en cualquiera de los expositores. La idea gustó entre los moteros y al final del día la urna destinada a guardar los boletos estaba rebosante. «Desde mi punto de vista es una estrategia muy interesante para atraer a la gente», afirmaba Óscar García, uno de los más madrugadores.

Desde la otra parte, la de los garajes y concesionarios, la cita se interpretó como un plus al gran ferial que están viviendo en cuanto a ventas. «Estamos facturando el doble que el año pasado por estas fechas. Hoy se nota que viene un público mucho más concreto y eso siempre suma», afirmaba ayer Alfredo Domínguez, de garajes Domínguez. Sus compañeros compartían la misma opinión. «Viene bastante público a sellar su cartilla y eso supone gente que ve las motos, lo cual es muy positivo», indicaba Hugo Suárez, comercial de Motos Gijón, quien a mitad de la mañana ya había sellado unos veinte cartones.

Por su lado, el ferial no escatimó en cuanto a organización a la hora de hacer sentir a los moteros que el recinto era ayer suyo. El guardacascos en la entrada para hacerles más cómodo el recorrido era un ejemplo de ello. «Es necesario dar las gracias a los responsables de la Feria por el apoyo, tanto económico como organizativo, para que esta iniciativa salga adelante», apuntó Loché.

«El más cómodo y útil»

Uno de los momentos en los que más moteros se congregaron dentro del recinto fue, como era previsible, durante la visita del conocido youtuber Majes En Moto a la Fidma. El madrileño, que cuenta con más de 300.000 suscriptores en su canal de YouTube, recorrió el ferial equipado con su casco para mantener el anonimato que le caracteriza en sus vídeos. «Me encanta Asturias. Su paisaje, sus montañas, sus carreteras... Es un sitio ideal para cualquier motero», afirmó durante una visita que concluyó en el estand de Caser Seguros, donde realizó una firma para todo aquel que quiso acercarse a conocerle en persona. «Que eventos como este apuesten por incluir un Día de la Moto es muy positivo. Realmente no hay vehículo más cómodo y útil», consideró. Una de las grandes ventajas de organizar este tipo de eventos durante el ferial es precisamente la posibilidad de atraer a un público que en otro caso no acudiría al recinto. «La verdad es que yo vengo exclusivamente porque es el día de las motos y es un mundo que me encanta. No hubiera venido si no», aseguró Octavi Gil. Al final de la jornada, tanto organizadores como participantes se emplazaron al próximo año, en el que esperan continuar asentando este evento en la Feria. «En esta ocasión no nos ha dado tiempo a desarrollar muchas de las ideas que en un principio queríamos llevar a cabo. Para el próximo vamos a mejorar ciertos aspectos y conformar un evento mucho más completo», avanzó Loché, quien no obstante afirmaba estar satisfecho con la acogida. En 2019, la Fidma será Pingüinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos