Junceda apela a «la esperanza y la audacia» para impulsar el futuro de Asturias

Directivos y empleados del SabadellHerrero, en su pabellón, dedicado este año a la minería. :: DANIEL MORA

El director general del SabadellHerrero reivindicó en el día del banco en la Fidma que la región necesita un «trato diferente» desde Madrid y Bruselas para revitalizar su economía y las cuencas

ÓSCAR PANDIELLO

Pese a que las perspectivas y los indicadores sobre el futuro económico de Asturias no son los mejores, el director general de SabadellHerrero, Pablo Junceda, realizó ayer una apuesta decidida por el futuro de la región y su capacidad para generar riqueza. Lo hizo durante la entrega del XV Premio Ateneo Jovellanos al Desarrollo Económico-Industrial de Asturias, un galardón que coincide anualmente con el día del banco y de la entidad cultural en la Fidma.

En concreto, Junceda incidió durante su intervención en la «esperanza y la audacia» como ingredientes fundamentales para relanzar el futuro de Asturias y sus ciudadanos. «La que representan nuestros premiados y la que cada día tratamos de impulsar también desde SabadellHerrero», destacó. Los galardones de este año recayeron sobre el diario EL COMERCIO, por su trayectoria de 141 años como cronista de la región, y sobre la vicepresidenta de Fade, la empresaria María Calvo Carvajal.

Ahondando sobre el futuro de la comunidad, Junceda fue más allá al reclamar un trato diferenciado respecto a otras regiones europeas. «Afrontamos en Asturias temas muy preocupantes que se deben despejar cuanto antes si aspiramos a abordar el futuro en igualdad de condiciones con otros territorios. Hay que ser capaces de transmitir y convencer a nuestros gobernantes en Madrid y en Europa para que se nos dé un trato diferente», afirmó.

En relación al futuro de las cuencas mineras, uno de los principales retos más acuciantes a corto plazo en lo que se refiere a oportunidades laborales a raíz del cierre de las explotaciones, el director general del SabadellHerrero fue claro. «Hoy, cuando las cosas parece que ya no pintan nada bien para este sector, nuestra obligación era, es y será no solo recordar a quienes lo dieron todo a cambio de muy poco, sino también asegurarles un futuro para que no se nos mueran unas cuencas que siempre fueron fuente de vida», subrayó.

Respecto a los premiados, Junceda también subrayó su capacidad para generar «optimismo» y oportunidades en la región. En el caso de EL COMERCIO, hizo referencia a su posición como decano en una comunidad de amplia tradición de lectores de prensa. «Decía Albert Camus que 'un país vale lo que vale su prensa'. Sin duda, podemos concluir con esperanza que Asturias tiene buena prensa, sencillamente porque nos la merecemos», afirmó. También tuvo palabras de agradecimiento para el histórico director del decano, Francisco Carantoña, y para el actual, Marcelino Gutiérrez. «Enhorabuena por tener la inmensa suerte y la gran responsabilidad de dirigir un medio de la calidad informativa de EL COMERCIO y el contrastado compromiso con el desarrollo de nuestra tierra. Un medio de comunicación que bien podríamos decir que es 'alma en tinta' de nuestra querida Asturias», aseveró en su intervención el responsable de SabadellHerrero.

«El éxito del esfuerzo»

De María Calvo, Junceda destacó su papel como mujer emprendedora y empresaria de éxito. Un espíritu que, a su juicio, hereda de las primeras pioneras que se abrieron paso en un mundo copado por hombres. «Representa muchos años después el éxito del esfuerzo de aquellas pioneras y, desde sus responsabilidades empresariales e institucionales, bien puede decir que aquel antiguo trabajo por situar a la mujer en el puesto que se merece ha merecido, y mucho, la pena», destacó durante su intervención. También tuvo palabras el responsable del SabadellHerrero para la propia Fidma que, a lo largo de las últimas décadas, se ha erigido como el principal «centro de la vida empresarial e institucional» del noroeste español.

Más información