«Necesitamos más implicación de las empresas»

«Necesitamos más implicación de las empresas»
Javier y Llara, durante su intervención. / NAVARRO

El colectivo de personas con síndrome de Down pide más formación profesional

PABLO SUÁREZ Gijón

Para un colectivo como el de las personas con síndrome de Down, el mayor reto pasa por lograr una integración social que les permita acceder al mercado de trabajo, realizar actividades de ocio con normalidad o lograr una formación específica de calidad. Se trata de un objetivo en el que han avanzado mucho durante los últimos años, pero sobre el que todavía quedan algunas aristas por limar. Ese fue el mensaje principal de la mesa redonda celebrada ayer en el estand de Oviedo y que bajo el nombre 'Auténticos Down' trató de repasar todas las metas que este colectivo se marca a corto plazo. Una de ellas, para algunos la principal, pasa por lograr integrarse por completo en el mercado de trabajo. «Debe haber más implicación por parte de las empresas. Todas las que han probado a contar con algún síndrome de Down han repetido», afirmaron desde la asociación que engloba a este colectivo. En este aspecto, el temor de muchas compañías a la hora de contratar se centra en si el rendimiento que pueden aportar en el puesto es suficiente. Desde la asociación no tienen ninguna duda al respecto: «Cuando los formas y los preparas, ellos funcionan perfectamente», aseguraron.

A raíz de esta afirmación surgió otro de los grandes debates sobre su inclusión: la escolarización y formación profesional, que en los últimos años ha crecido considerablemente, precisa de una mejora. «Hemos avanzado mucho, pero ahora no podemos ir hacia atrás», afirmaron durante la conferencia, donde echaron en falta más formación profesional.

Para demostrar todo lo esgrimido durante la mesa redonda, se llamó al escenario a algunas personas con síndrome de Down que hoy en día trabajan con total normalidad a la vez que realizan todo tipo de actividades formativas y de ocio. «Yo trabajo a media jornada en una tienda de cafeteras y por la tarde me dedico a mi pasión, que es el teatro», contó Llara, quien trata con empeño hacerse un hueco en los escenarios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos