El plan formativo para alumnos de más de 50 años se centra en la tecnología

Mayte Flórez, Francisco Borge, Memerto Sánchez y Ángeles Fernández, en el Palacio de Congresos. :: JUAN CARLOS TUERO/
Mayte Flórez, Francisco Borge, Memerto Sánchez y Ángeles Fernández, en el Palacio de Congresos. :: JUAN CARLOS TUERO

La Universidad para mayores tiene abierta la matrícula hasta comienzos de septiembre

JOSÉ LUIS RUIZ

Después de 18 años, el Programa Universitario para Mayores de la Universidad de Oviedo (PUMUO) no deja de renovarse, y últimamente está haciendo un esfuerzo especial por integrar las nuevas tecnologías a su catálogo. «La formación de mayores no deja de escuchar a los alumnos para encontrar cuáles son sus demandas», explicó ayer Francisco Borge, vicerrector de Extensión Universitaria y Proyección Internacional. El Palacio de Congresos acogió la presentación del nuevo curso universitario de PUMUO ante cerca de 40 potenciales alumnos. Una formación específicamente destinada a las personas mayores de 50 años que quieren seguir formándose.

«Nuestro conocimiento lo adquirimos por 'usurpación', que en Derecho Romano significa: que es consecuencia del uso continuado», aclaró Mayte Flórez, alumna de cuarto curso en el campus de Oviedo. Muchas veces, los potenciales alumnos temen «no poder encajar bien» al empezar el curso. «Por mi propia experiencia, os puedo decir que el primer día llegas sola y al final de la tarde ya tienes un grupo de compañeros», recordó. Un ambiente que lejos del «clima habitual de competitividad» se centra más en la colaboración y la ayuda mutua.

Otro alumno de cuarto curso, Memerto Sánchez, contó cómo había sido su hija la que le había matriculado. «Al empezar no sabía ni lo que era PUMUO, pero ahora estoy encantado de formar parte de esta actividad». Sánchez quiso destacar la asociación de alumnos de la que también forma parte. «Somos unos 250 asociados y hacemos visitas a museos, concursos de poesía, salidas a la montaña y sobre todo, un coro que tenemos y con el que vamos de gira por toda España. Y andamos escasos de tenores y bajos», advirtió.

Ejemplo para Europa

Casi 700 alumnos se matriculan cada año en esta universidad tan especial en la que, en vez de carreras, pueden elegir cuatro grupos de materias: humanidades, ciencias jurídico-sociales, ciencias de la salud y de la vida y ciencia y tecnología. La programación de asignaturas se realiza en coordinación con todas las universidades españolas, ya que forman parte de una federación estatal para poner en común las ideas e intereses de los alumnos. «Asturias es un ejemplo para toda Europa, todos reconocen el trabajo que realizamos para fomentar el envejecimiento saludable», aseguró la directora de Área y de PUMUO, Ángeles Fernández.

Los interesados en seguir ampliando sus conocimientos pueden realizar la matrícula en el vicerectorado de la Universidad de Oviedo y el plazo estará abierto hasta la primera semana de septiembre. Las clases comenzarán el 30 de septiembre en horario de tarde. De cuatro y media de la tarde a cinco y media se imparten las asignaturas, cuatro en cada semestre, y hasta las siete de la tarde se llevan a cabo los talleres que son dos por semestre.

Las clases se llevan a cabo en las mismas aulas que la Universidad reglada y con los mismos profesores. Además, los alumnos tienen acceso a todos los servicios universitarios habituales, como el carné de estudiante que da accesos a las bibliotecas o a las instalaciones deportivas.