La Universidad apunta la tendencia del mercado a «girar en torno a la demanda de los mayores»

La Universidad apunta la tendencia del mercado a «girar en torno a la demanda de los mayores»
Francisco José Borge presenta el nuevo curso de PUMUO. Abajo, el público. :: NAVARRO

La presentación del programa PUMUO sirvió para reivindicar el valor social del colectivo

PABLO SUÁREZ

Nunca es tarde para seguir aprendiendo, y menoscuando existe una firme voluntad de continuar haciéndolo. Ese es la premisa esencial de PUMUO, el programa de formación a personas mayores que organiza la Universidad de Oviedo y cuyo próximo curso fue presentado ayer en el Palacio de Congresos. «PUMUO no es un programa para entretener a nadie. Si bien es cierto que tiene una parte social, lo esencial es el aspecto formativo», previno Francisco José Borge, vicerrector de Extensión Universitaria, quien se mostró especialmente orgulloso por la fuerte apuesta de la Universidad por las personas mayores así como por la respuesta de este grupo social predominante en la sociedad asturiana. «En muchos casos hemos tenido que tratar de aumentar las plazas ofertadas debido a la alta demanda», aludió.

El centro universitario redondea con este programa una muy completa oferta dirigida hacia un público que se sale del prototipo de estudiante habitual, pero que, tal y como afirman profesores y coordinadores, muestra incluso más interés por las materias y la propia institución educativa. «En los mayores, el concepto de orgullo universitario está mucho más presente que en los jóvenes», afirmó Borge, quien reconocía que para la gran mayoría de catedráticos resultaba mucho más ameno impartir clases a estos alumnos que a los que les correspondía habitualmente. «Los mayores, como es obvio por edad, perspectiva y madurez, aprovechan mucho más las clases y están constantemente atentos a la materia», apuntó.

Remedios Sierra, quien ya está valorando matricularse en un nuevo curso tras terminar otro este mismo año, también quiso destacar durante la presentación el papel que juegan los profesores a la hora de que los mayores retengan la mayor cantidad de contenido posible y siempre desde un punto de vista ciertamente lúdico. «Nos lo pasamos muy bien en las clases. Nos tratan con gran dulzura y nunca tienen problema en bajarse a nuestro nivel a la hora de explicarnos materias algo más complejas», destacó la ya exalumna a la vez que ponía en valor la importancia de seguir aprendiendo a pesar de los años. «No tengo dudas de que quiero seguir aprendiendo. La edad no es lo importante», afirmó.

Frente a ella, en el patio de butacas, un buen número de alumnos y exalumnos pertenecientes al programa PUMUO asentían con cada intervención. «Yo llevaba una vida profesional muy activa y tras jubilarme me vi sin nada que hacer. Ese cambio lo notó mi cerebro, que empezó a dar signos de estar desentrenado. Fue el médico quien me recomendó apuntarme a la Universidad y, pese que al principio no tenía grandes expectativas, me sorprendió lo bien que está organizado», relataba uno de ellos.

Desde el 16 de agosto

Pese a que el acto servía como presentación del programa, la reivindicación de la importancia de los mayores a nivel social y cultural fue otro de los puntos en torno a los que giró el acto. «La economía con más presente y futuro es la ligada a las personas mayores», afirmó con rotundidad Ángeles Fernández, la directora del área de Formación Continua y una de las responsables del programa. «En unos años, el mercado girará en torno a vuestras demandas, que deberán y serán valoradas y solventadas», continúo.

Fernández también la percepción que existe sobre este tipo de formaciones, que tienden a considerarse como una especie de recicleje profesional para sus participantes. «No lo es. Las personas que vienen a PUMUO vienen buscando lo más próximo a una formación universitaria», aseguró al tiempo que destacaba la gran cantidad de servicios que ofrece Asturias a este grupo social. «La región ha sido reconocida como Sitio de Referencia respecto a políticas de envejecimiento activo», destacó.

Respecto al programa PUMUO, el plazo de matriculación para todas las personas mayores de 50 años que deseen cursar alguna formación comenzará el 16 de agosto y durará hasta el 24 de septiembre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos