Fernández señala la industria, la demografía y la financiación como los tres grandes retos