Nueva crisis de Feve en Asturias por las averías en sus trenes

Pasajeros ante un panel con la mitad de frecuencias canceladas. / A. A.
Pasajeros ante un panel con la mitad de frecuencias canceladas. / A. A.

R. MUÑIZGIJÓN.

Feve sufre una nueva crisis. El miércoles se vio obligado a cancelar total o parcialmente 94 de los 317 servicios que tiene programados por falta de trenes y ayer asumía que cerraría el balance en cifras similares. La ruta Gijón-Oviedo-Trubia quedó sin frecuencias y en Avilés-Gijón se redujeron a la mitad. Para no dejar a la clientela tirada, la compañía se esforzó en poner autobuses y taxis en las conexiones en las que no había trenes de Renfe como alternativa e informó de los problemas allí donde tenía paneles para ello.

El problema amenaza con prolongarse en los próximos días. La compañía anda muy justa de trenes, y basta que se le averíen dos para que deba cancelar decenas de servicios. Las unidades más modernas son de las que más problemas sufren, y para las más antiguas no hay repuestos en el mercado. Por ello la empresa se ha embarcado en una operación de renovación de flota, que supondrá la llegada de nuevas unidades a partir del año 2021, hasta renovar cerca de la mitad del parque. Entre tanto la dirección debate en intensificar el refuerzo de autobuses y negocia la compra de más repuestos. A medio plazo se baraja la opción de traer a Asturias unidades ahora en León si éstas son a su vez relevadas por trenes-tranvía.