Feve paraliza el servicio de cercanías de Gijón a Oviedo por la avería de un tren

Vías de la línea Gijón-Laviana, afectada por la incidencia. / D. A.
Vías de la línea Gijón-Laviana, afectada por la incidencia. / D. A.

Cerca de cuarenta frecuencias fueron suspendidas durante la mañana por falta de unidades disponibles

R. MUÑIZ GIJÓN.

Renfe suspendió ayer los cercanías programados durante la mañana entre Gijón y Oviedo en la red de ancho métrico, que opera bajo la marca de Feve. Unidas a las cancelaciones en Oviedo-San Esteban y Oviedo-Laviana se pasaron de las 40 circulaciones eliminadas, según fuentes próximas a la empresa. Renfe reconoció una veintena de casos y explicó que todo empezó con una unidad que cubría la ruta Gijón-Laviana, y que a primera hora sufrió una avería.

A falta de ferrocarriles de repuesto, la compañía consideró que la decisión menos perjudicial para los clientes era desviar al corredor afectado las unidades asignadas para atender la ruta Oviedo-Gijón. «Es una conexión que los pasajeros pueden hacer utilizando los cercanías de ancho convencional», explican fuentes de la empresa. Se fletaron de urgencia autobuses para que los pasajeros de Gijón-Laviana pudieran hacer transbordo por carretera en El Berrón. El último autocar recogió a los afectados a las 15.45 horas.

El episodio evidencia que Feve opera con un parque justo de unidades. Que el mismo incurra en averías es relativamente frecuente, dado que el 44% de sus trenes de cercanías tienen entre 33 y 56 años. La integración del ancho métrico en Renfe ha impuesto además un nuevo sistema para comprar repuestos, lo que en la práctica está retrasando los suministros. Los sindicatos aseguran además que la plantilla de los talleres está infradotada. El Gobierno del PP dejó en trámite un macrocontrato para adquirir nuevos trenes, pero el nuevo equipo ministerial está revisando el expediente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos