Fomento retoma las obras en León-Benavente, tramo en el que hay 1.811 baches

Un vehículo circula por la izquierda para evitar los baches. / E. C.
Un vehículo circula por la izquierda para evitar los baches. / E. C.

El deterioro obliga a los conductores a elegir entre cumplir con un código de circulación que impone ir por el carril derecho o por la prudencia

R. M. GIJÓN.

El Ministerio de Fomento retomará hoy las obras para reconstruir el tramo de la autovía A-66 entre León y Benavente. El retraso en acometer esta rehabilitación ha provocado que el segmento acumule ya 1.811 baches, según un inventario realizado por EL COMERCIO el pasado mes de marzo. El deterioro obliga a los conductores a elegir entre cumplir con un código de circulación que impone ir por el carril derecho o por la prudencia, habida cuenta que la mayoría de los desperfectos se acumulan ahí.

El arreglo que ahora se reactiva comenzó en verano de 2018, se centra en la calzada de sentido hacia Asturias y Ferrovial Agromán, la compañía adjudicataria, tuvo que interrumpir los trabajos durante los meses de invierno. El motivo es que la normativa técnica del ministerio desaconseja aplicar el aglomerado en condiciones de frío.