Fomento se salva de devolver 30 millones de la variante y el AVE gallego

El dinero lo había cedido la UE, que recordó que si las obras no terminaban antes de marzo tocaba su reintegro. Un acelerón evitó ese desenlace

R. MUÑIZGIJÓN.

El Ministerio de Fomento ha salvado el ultimátum lanzado por la UE por los retrasos en las obras de alta velocidad a Galicia y Asturias y finalmente no tendrá que devolver ayudas valorados en 30 millones. La Comisión Europea mandó un recordatorio al Gobierno de España el pasado noviembre, indicando que entre 2007 y 2013 había concedido 391,86 millones de fondos Feder para la variante de Pajares y 376 más para el tramo Lubián-Orense en la línea gallega. La subvención se aprobó marcando ciertas condiciones sobre el diseño de la obra, pero también sobre los plazos. Todos los trabajos, según el reglamento en el que se basaba esa financiación, debía estar culminado antes de marzo de 2019.

Advertido el peligro, se sucedieron diversas reuniones entre el personal del Ministerio de Hacienda, el de Fomento, y la Comisión Europea. Fruto de los encuentros, se determinó que el análisis se haría sobre cada contrato de obra o asistencia técnica, de manera que en caso de devolución no se reintegrase toda la ayuda concedida a cada línea, y solo la que estuviera vinculada a los encargos aún pendientes de finalización.

En lo tocante a la variante de Pajares, el dinero de los fondos Feder se empleó en los cuatro contratos de plataforma, esto es, los de los tramos La Robla-Túneles de Pajares, Túneles-Sotiello, Sotiello-Campomanes y el remate desde allí hasta la estación de Pola de Lena. De todos los frentes, la preocupación se centró en Sotiello-Campomanes, el lote que se adjudicó Acciona a mediados de 2006 y cuyos avances tropezaron con los deslizamientos de la ladera. El aviso de la UE espoleó a la empresa pública que coordina los trabajos, Adif Alta Velocidad, que pisó el acelerador y urgió a la constructora a culminar la faena.

Finalmente y según informa la empresa pública, «todos los contratos cofinanciados de la variante de Pajares han finalizado a fecha 31 de marzo de 2019, por lo que no existe ningún riesgo de pérdida de ayuda». Ello no supone que la problemática de la ladera esté completamente atajada. Acciona ha entregado la plataforma, pero está en redacción un proyecto que buscará el sostenimiento definitivo del talud retirando 80.000 metros cúbicos de terreno que ahora están ladera arriba y que presionan al muro de contención. Para agilizar los trabajos, la administración ya ha iniciado los trámites para expropiar 25.267 metros cuadrados de esa superficie a la que restará carga. Los terrenos pertenecen a seis vecinos y el Ayuntamiento de Lena está vigilando que en la operación se incluya el traslado de un hórreo que se encuentra en las parcelas afectadas.

Al igual que en Asturias, Adif Alta Velocidad aceleró los trabajos en las obras del AVE gallego, de suerte que finalmente tampoco deberá devolver fondos comunitarios por ese flanco. Según detalla 'La voz de Galicia', la sociedad pública se percató del riesgo a finales de 2017 y centró los esfuerzos en culminar los tramos vinculados a las subvenciones de la UE.