RSC: La RSC forma parte de nuestro núcleo duro